Se espera otra apertura complicada en Wall Street otra vez por los movimientos en las divisas con un USD que está disparado otra vez contra el JPY y daña al Euro, llevándose por delante las esperanzas de ver un enfoque positivo el factor divisa en los resultados del Q2, lo que daña a las valoraciones.
Nueva sesión en Wall Street en donde todo dar atención va a seguir estando en la fortaleza del dólar tras esa serie de datos macroeconómicos mejores de lo esperado en el día de ayer y que hoy brillan por su ausencia.

Lo que se dice datos, lo más importante va a ser el dato de reservas pero no el normal que conocemos los miércoles, ya que el lunes al ser festivo pasado jueves, sino que hoy conoceremos el creado por el API, que permite especular con el de mañana, y sí existen muchas diferencias, suele permitir arbitraje con respecto a la reacción de hoy.

Pues bien, durante la mañana europea nos hemos encontrado con que el dólar-yen vuelve a dispararse al alza subiendo 0,53% a nada menos que 123,7, lo que está mandando fortaleza del dólar a todos los pares y el euro dólar vuelve a ponerse otra vez -0,37%, manteniendo la búsqueda de la sobreventa y eliminando todo lo ganado en la sesión de hoy.

El movimiento de divisas sigue siendo favorable para las exportadoras europeas, el problema es que es un movimiento que es dañino para Wall Street y amenaza con seguir la corrección que tuvimos en el día de ayer, así que para cualquier reacción positiva en Europa, es muy difícil que pueda tener éxito con Wall Street con rumbo sur.

usdjpy


La fortaleza del dólar influye directamente en los precios del crudo y hace más fuerte la resistencia de los 60$, tal como se puede ver aquí.

wti


Como consecuencia, el SPDR de energéticas puede seguir teniendo problemas, salvo que el dato de reservas salga muy positivo. Vean el retroceso tranquilo que está teniendo tras tocar la zona de resistencias junto con la sobrecompra. La debilidad poco a poco va apareciendo, lo que sigue dejándonos en lateral desde finales del año pasado. Las reservas semanales están bajando, pero necesita que Europa deje el QE para que haya ese aporte extra de precio de un dólar barato:

xle


Hay otros sectores con peligro, algo que debemos tener en cuenta en la situación técnica actual.
Uno de ellos es el de tecnológicas. Vean cómo del canal alcista marcado este Q1, seguimos dentro, pero los máximos cada vez son menos altos con respecto a la directriz alcista. Esto hace que debamos tener mucho cuidado si perdemos dicho soporte y más si el RSI pierde su propia directriz:

http://www.estrategiasdeinversion.com/adjuntos/xlk(3).gif
Yendo a índices más generales, el Dow Jones de transportes nos sigue preocupando sobremanera. Vean cómo cayó -1,55% y da por finiquitado no sólo el soporte sino también la SMA200 sesiones, lo que es muy importante porque el mercado valora a los componentes peor que la media simple de los precios desde hace 200 sesiones, algo muy a tener en cuenta en el contexto macro y de política monetaria:

djia


El mayor índice, el NYSE, tampoco presenta una situación mejor. Como se puede ver, ayer lo pasó muy mal con -1%. El RSI vuelve a marcar los puntos de retroceso cada vez que pierde cada mini tendencia alcista. Otra vez nos ponemos por debajo de la resistencia de los 11.100 puntos, y hemos estado tiempo por encima, pero la incertidumbre del momento exacto de la subida de tipos, hace que sea difícil poder localizar el momento en que las valoraciones sufran por el encarecimiento del crédito, lo que por otra parte puede disparar las compras y fusiones fuera del dólar:

nyse


La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Toll Brothers presenta resultados netos de +0,37$, mejores de lo esperado que eran +0,35$ y mejores que los del año pasado que fueron +0,35$.

Las ventas bajan un poco a 852,6 millones desde los 860,4 del año pasado.

- Tyffany presenta resultados netos de +0,81$, mejores de lo esperado que eran +0,7$ pero peores que los del año pasado que fueron +0,97$.

Las ventas mejores de lo esperado, 962,4 millones frente a 919, pero peores que los del año pasado que fueron 1.010. En centros con más de un año caen preocupantemente -7% y en Japón nada menos que un -35%, mucho peores de lo esperado.