Se espera una apertura en Wall Street alcista tras unos comentarios en Europa a favor de estímulos para apoyar la economía desde los que siempre han estado en contra de los mismos. Los metales siguen pensando en estímulos en China y Plosser dice que una subida de tipos 6 meses después del fin de los QE no es agresivo.

Nos adentramos en la sesión norteamericana con dos puntos de atención bien claros con respecto al resto: los bancos centrales y los problemas de los emergentes.

Para empezar por lo más negativo. Las malas vibraciones nos llegan tanto desde Brasil como desde Venezuela, en donde en el primero tenemos una rebaja de la calificación crediticia y en el segundo un aumento de los problemas que ha llevado a buscar un nuevo sistema de divisas con una devaluación implícita de su moneda superior al 80%, algo que está tocando muchísimo a los países con grandes inversiones en la zona, como por ejemplo España.

Estados Unidos tampoco se libra de la situación, pero es estos momentos parece que los inversores están poniendo más atención en los bancos centrales, el primer factor positivo del día.

En Europa tenemos un giro muy importante de posición por parte de los países del "no a todo", ya que admiten que dadas las circunstancias de la economía, no es descartable un programa cuantitativo a la europea e incluso pensar en tipos negativos. Todo esto viene por el creciente miedo que tiene Alemania a una excesiva fortaleza del euro, algo que las exportadoras empiezan ya a ver con preocupación.

Del otro lado del océano, hoy Plosser ha dicho que se sorprendió mucho cuando vio la región del mercado al discurso de la Reserva Federal cuando se puso una especie de calendario y fecha para la primera subida de tipos, ya que considera que ver la primera seis meses después del final de los programas cuantitativos no es algo agresivo y además ha dicho que el de los tipos a cortos en el 3% a finales de 2016. De una manera u otra, la combinación de estos dos factores de los bancos centrales están animando mucho al mercado y parece que hoy en Wall Street vamos a tener un rebote en condiciones.

Precisamente, debemos estar atentos a los niveles máximos que dejamos el viernes pasado, vencimiento trimestral de derivados, porque es ahí donde dejamos las muestras de interés vendedor que nos han estado dominando en las dos últimas sesiones.

dj


Especial fijación tenemos con el SPDR financiero, ya que la estructura de un posible doble techo sigue intacta y más viendo cómo el RSI respeta perfectamente la directriz alcista que antes era soporte y ahora ha pasado a ser resistencia. Necesitamos que este indicador gane altura para evitar crear la figura

xlf


En cuanto a datos macro, nos adentramos en un momento dominado por las cifras inmobiliarias y la confianza del consumidor.

Antes de la apertura hemos conocido el precio medio en enero calculado por la FHFA, que sigue subiendo, pero el Case Shiller, en cifras no ajustadas, nos da un descenso de -0.1% en enero, algo que está dentro del famoso mal tiempo. En cifras ajustadas, la subida del precio es superior a lo esperado.

Por lo demás, a las tres de la tarde hora española, tendremos la confianza del consumidor de la Conference Board y necesitamos que se mantenga lo más alto posible. También conoceremos las cifras de venta de viviendas nuevas de febrero, y volveremos a esperar incremento en las mismas para saber si el buen tiempo nos ayuda a recuperar posiciones.

En resultados empresariales hemos conocido:

- Walgreen ha presentado resultados de +$0.78, peores de lo esperado que eran $0.93 y también peores que los del año pasado que fueron $0.79.

Las ventas netas subieron +5.1% y las de centros con menos de un año +4.3%, justo lo esperado