Se espera una apertura moderadamente bajista en Wall Street.
 
El sector petrolero apunta en preapertura a problemas. Así Chevron baja casi 2% y Exxon el 1,5%, después del sonado fracaso de la cumbre de Doha, entre productores de petróleo, donde se suponía se iba a llegar a un acuerdo sobre congelar la producción. Al menos eso habían “filtrado” falsamente los rusos como de costumbre. Por cierto la última vez que hubo un acuerdo de este tipo, Rusia y Angola, lo incumplieron y aprovecharon que los demás frenaban cuota para ganarla ellos.
 
Las pérdidas del petróleo no obstante son menores de lo esperado, pues parece que el viernes y más de uno y dos había cerrado largos en previsión de que pasara algo así.
 
El protagonista positivo del día es Morgan Stanley, que sube casi 2,5% tras sus resultados. Pero como pasó hace pocos días con JP Morgan, buenos no son, simplemente son menos malos de lo que realmente se esperaba.
 
El fabricante de juguetes Hasbro, sube 4,4% tras dar resultados mejor de lo esperado.
 
Comenta Reuters que no obstante, no se esperan grandes milagros de la temporada de resultados, ya que ahora mismo se calcula que los resultados del S&P 500 bajarán el 7,8% y las ventas al 1,6%.
 
Puede haber movimientos en IBM y Netflix, el proveedor de televisión por cable, ya que tras el cierre dan resultados.
 
Los operadores seguirán vigilando por el rabillo del ojo a Apple, quien dio problemas el viernes tras saberse que frenaba su producción de iphone, que es su producto estrella.
 
Desde el punto de vista técnico, el S&P 500 sigue alcista, aunque lleva tres sesiones bastante parado. Lo cual no es de extrañar porque tiene bastante cerca la gran resistencia 2.100-2.130 que lleva años sin poder pasar. Por debajo la media de 200 sigue siendo el soporte a vigilar. Ahora mismo en los 2006 puntos, reforzada porque la media de 100 está muy pegada, y la de 50 no anda lejos en la zona de 1.987. Lo cual da mucha fuerza como soporte a todo ese entorno.
 
La sobrecompra sigue siendo un problema técnico, ya que el último intento de corregirla en lateral, no terminó de limpiarla.