Wall Street abre claramente al alza, tras ya cerrar ayer con muy buen tono.
 
Llevábamos varios días, llenos de dudas, con las manos fuertes tomando beneficios, aunque no totalmente, pero las palabras de Yellen de ayer, mostrándose mucho menos agresiva de lo esperado, han sido decisivas.
 
Estas palabras sobre todo han generado una bajada del dólar y esta bajada además de venir muy bien a los exportadores de EEUU, están haciendo subir los materiales básicos y al petróleo.
 
Lo que descuentan ahora mismo los futuros sobre fondos federales una subida segura, en el año, y puede que dos, pero suele puede, con lo cual “el daño” a la renta variable es muy pequeño.
 
El único punto oscuro de todo esto, es si Yellen está coordinada con su equipo, porque sorprende mucho que el mismo día en que Yellen dice esto, tenía a varios presidentes de reservas federales regionales diciendo cosas opuestas…
 
En fin de momento el mercado parece que se va a olvidar de las subidas de tipos como mínimo hasta junio.
 
El dato de creación de empleo privado ADP de hoy, no ha cambiado nada. Ha salido algo mejor de lo esperado, pero no lo suficiente, como para que cambie demasiado las cosas.
 
En valores sueltos tenemos a Valeant subiendo el 6% tras decir que está confortable con su posición de liquidez tras todos los problemas recientes.
 
Apple sube más del 1% tras una mejora de recomendación de Cowen, que mejora a sobreponderar.
 
Desde el punto de vista técnico y si nos basamos en  el S&P 500, la tendencia alcista de corto plazo sigue totalmente en vigor. Es más se ha reforzado al haber hecho un pull back hasta la media de 200, que ha funcionado muy bien como soporte.
 
Lo malo es que por la parte alta las resistencias son muy importantes, le queda como un 2% de subida cómoda.