Se espera una apertura bajista Wall Street siguiendo el mal comportamiento de Europa y una creciente precaución de cara al fin de semana en donde puede pasar cualquier cosa. Cerca de las cuatro de la tarde, hora española, conoceremos la lectura final de la confianza del consumidor creada por la Universidad de Michigan, por lo que podemos tener volatilidad a esa hora. En cuanto a resultados empresariales, hay mezcla, pero son muy notorios los descensos en el fuera de horas de Amazon, Broadcom y Ford.
Nos adentramos en una sesión con Wall Street realmente complicada, ya que Europa sigue teniendo problemas mirando hacia Rusia y los operadores parece que tienen miedo al fin de semana porque la situación geopolítica no es para menos.
 
La situación en Ucrania genera de vez en cuando unos cuantos titulares que son capaces de mover el mercado, por lo que cuando tenemos dos días en donde el mercado está cerrado, el peligro es inmenso a tener sorpresas durante el mismo y afrontar un hueco bajista o alcista realmente difícil de lidiar el lunes siguiente, por lo que de momento Europa está en negativo y la apertura de Wall Street va a tener el mismo color.
 
La situación puede ponerse muy peligrosa no sólo por un aumento de la tensión per se, sino por las consecuencias económicas que puede tener para los mercados. Recordemos que hoy S&P ha bajado la calificación a la deuda de Rusia y ellos han contestado subiendo los tipos de interés para intentar parar la depreciación del Rublo. Este tipo de movimientos en plan "acción y reacción" pueden aumentar la volatilidad de los mercados y dicha volatilidad aumentar los requerimientos de márgenes para operar en todo tipo de activos, lo que suele disparar ventas que provocan los operadores para poder cumplir con los márgenes sin necesidad de poner dinero extra, lo que sentaría muy mal a todo tipo de activos. Por lo tanto, la guerra de declaraciones tanto por parte estadounidense como rusa, hay que vigilarla muy de cerca y siempre empeora la precaución cuando nos acercamos al fin de semana.
 
La temporada de resultados sigue su camino y los más importantes que hemos conocido hoy son los siguientes:
- Amazon presentó ayer resultados de $0.23, superiores a los del año pasado que fueron $0.18 y justo lo esperado.
 
Con respecto a las ventas, se incrementaron en un 23% hasta alcanzar los 19,740 millones de dólares, más o menos en la mitad del rango estimado por la compañía

- Colgate-Palmolive ha presentado beneficios de $0.42 en el primer trimestre, bajando desde los 0.48 del año pasado. Si miramos las cifras ajustadas, tenemos que suben hasta los $0.68, justo lo esperado.
 
En cuanto a las ventas, tenemos una cifra que es prácticamente la misma que el año pasado, 4330 millones de dólares, muy ligeramente por encima de lo esperado. Al igual que el resto de compañías, si quitamos los movimientos de las divisas entre otras cosas, tenemos un crecimiento neto del 6.5%
 
- Ford. La marca del óvalo ha presentado beneficios de $0.24 que son mucho menores que los del año pasado que fueron $0.4 y peores de lo esperado que eran $0.31.

Con respecto a las ventas, suben un poco hasta los 35,900 millones de dólares desde los 35,600 del año pasado y superiores a lo esperado que eran 34,540.
 
Mantiene su previsión de beneficios para todo el año en una horquilla entre los 7000 y 8000 millones de dólares.
 
El problema es que reconoce que los resultados han sufrido por los problemas técnicos que han requerido llamar a revisión miles de vehículos y eso es precisamente lo que no está gustando al mercado.
 
- Whirpool ha presentado resultados en su primer trimestre de $2.02, bajando desde los $3.12 el año pasado y además por debajo de lo esperado que eran $2.33. Ajustados suben a $2.2 desde los 1.97 dólares anteriores.

Con respecto a las ventas, el margen bruto aumenta hasta el 17.3% desde el 17.1% anterior pero la mala noticias que los costes han aumentado un 2.4%. Suben en Estados Unidos un 4% de diferencia que otras compañías, suben las ventas tanto en Europa y Latinoamérica como África y oriente medio… si quitamos los movimientos en las divisas. Asia es su peor mercado con descensos del -4%

- Microsoft presentó ayer tras el cierre sus resultados de su tercer trimestre fiscal con unos beneficios de 5600 millones de dólares, lo que hacen más $0.68 por acción, más bajos que los del año pasado que fueron $0.72. Aunque es un descenso, potenciado por ingresos diferidos que mejoraron los del año anterior, son mejores de lo esperado que eran $0.63.

La empresa considera que son unos resultados sólidos si se tiene en cuenta que el ambiente no es exactamente propicio para que las empresas inviertan en tecnología, por lo que las ventas descendieron -0.4% hasta situarse en 20,400 de dólares, más o menos lo esperado.
 
Los resultados se siguen mostrando que la tendencia general en el mundo de la computación personal se mantiene, menos ventas de ordenadores personales y más ventas de teléfonos móviles de tabletas, sin embargo, el hecho de que se finalizara el apoyo a Windows XP parece que sí tuvo un efecto en renovaciones de algunos equipos.

Como punto interesante en el aspecto macro, tenemos la lectura final de la confianza del consumidor realizado por la Universidad de Michigan, en donde como siempre, no necesitamos que descienda, sino que salga lo más alta posible.