Se espera una apertura alcista en Wall Street por las buenas vibraciones desde China y un constante ritmo de fusiones y adquisiciones que provoca un aumento de la especulación de más eventos de este tipo en algunos sectores pero también algo más de esperanza en el medio plazo

Comenzamos la semana con tres puntos de atención importantes:

El problema de fondo de Ucrania sigue presente y genera sensaciones contrapuestas en los operadores. Por un lado hay esperanza ya que Putin ha dicho que quiere ver una solución pacífica al conflicto y, mientras pidió que el referéndum se pospusiese, también pide que se tengan en cuenta los deseos de la población. Por otro lado, la sensación contraria es de incertidumbre porque con la celebración del referéndum se demuestra que los rebeldes pro rusos no hacen caso a Rusia y eso no es nada bueno.

En Wall Street también se espera que ejerza vibraciones positivas los comentarios del Gobierno chino que tan bien están sentando en Europa, en especial a los sectores de materias primas, así que el SPDR de materiales puede verse afectado positivamente. En concreto, las buenas noticias llegan por ese posible apoyo institucional que puede recibir el mercado bursátil en forma de incremento del flujo de dinero que puede llegar desde el extranjero a las empresas cotizadas.

Por último, más comentarios desde miembros del BCE acerca de que una simple bajada de tipos podría no ser suficiente para atacar el problema de la baja inflación, lo que aumenta la sensación en el mercado de que vamos de cabeza a un QE en junio, una vez hayan pasado las elecciones europeas.

La FED cada día habla más abiertamente de subida de tipos y Lockhart dice que podrían venir justo después de que se termine el QE, por lo que la fecha es principios de 2015.

En valores concretos tenemos disparo alcista de Pinnacle Foods de más del 25% tras saberse de que Hillshire quiere comprarla por 6.600 millones de dólares. Este buen fondo de compras y fusiones sigue sentando bien al mercado porque habla de buenas condiciones de crédito y también de perspectivas de futuro.

Pfizer, que sigue luchando por hacerse con AstraZeneca, dice que sus planes de compra no van a alterar la investigación de nuevos fármacos.

Para IBM, uno de los pesos pesados del Dow Jones, el momento actual es peliagudo pero su CEO tiene la visión clara de que tienen que perseguir la generación de crecimiento y saben cómo hacerlo.

En el aspecto técnico todos los ojos están puestos en el Nasdaq, ya que es el que más claro tiene el gráfico en donde aparece un HCH encima de la SMA200.