Se espera una apertura en Wall Street con presión bajista en un día en donde Europa se desmarca del resto de zonas con buenos datos macro y EEUU vuelve a repetir hoy decepción con el ADP y con posibilidad de ver más problemas en los datos macro de 30 minutos tras la apertura.
Tercera sesión de esta semana más corta de lo normal en plenas vacaciones de muchísimos operadores y en donde los datos macro en EEUU vuelven a tener cierto protagonismo.

Ayer el susto nos lo dio el PMI de Chicago no sólo no pasando a expansión, sino encima quedando bastante peor de lo esperado y manteniendo la contracción por segundo mes consecutivo.

Hoy el susto en la apertura nos lo está dando el indicador ADP que también queda peor de lo esperado y encima por debajo de la mágica cifra de los 200.000, así que aumenta el respeto a lo que podríamos encontrarnos el viernes que viene en el dato general de empleo de EEUU de marzo.

El dato anterior, que debería ser negativo para el mercado porque muestra una menor fortaleza, aunque es positivo para pensar que no haya prisas para subir los tipos de interés, en Europa está sentando bien, ya que una de las cosas que ha generado un fuerte movimiento esta mañana ha sido esa divergencia entre los datos que hemos conocido tanto de EEUU, Japón y China, con respecto a los buenos PMI de la zona euro, lo que hace que haya mucha más atención al potencial de nuestros mercados.

La atención a los datos macro no va a pararse aquí, ya que a las cuatro de la tarde, hora española, tendremos dos bastante importantes, como es el ISM de manufacturas y los gastos de construcción, por lo que podremos tener volatilidad en ese momento.

El Dow Jones de transportes sigue siendo el índice a vigilar porque no pasa de la resistencia más cercana y se mantiene muy cerca del doble soporte muy peligroso, por lo que si lo acaba perdiendo, aumentará la divergencia de comportamiento con el de industriales y, de postre, incrementará la sensación de que aquí hay algo que no cuadra:

djdia