Se espera una apertura complicada en Estados Unidos porque los datos macroeconómicos apuntan a un mayor conocimiento pero también a una mayor seguridad de que estamos a las portas de una nueva subida de tipos de interés, lo que encarecerá todas las financiaciones y tiene un impacto de corto plazo negativo en los mercados.
 
Nos adentramos en una compleja sesión en Estados Unidos porque tenemos una especie de choque de trenes y el mercado debe decidir quién de los dos es el ganador.

Por un lado tenemos que la Reserva Federal, por boca de su presidenta, en el día de ayer dijo que se acercaba el momento de subir los tipos de interés para que la Reserva Federal no fuese por detrás de los acontecimientos ya que esperaban que la inflación poco a poco se acercase al 2%, también preveía mejoras en el mercado laboral y también más crecimiento.

Lo anterior todo es positivo para la economía y también para los negocios, sin embargo el principal efecto que vamos a tener en los mercados es negativo.
Lo que dijo la presidenta de la Reserva Federal es un tren, y el segundo tren es el efecto que tiene en los negocios que se suban los tipos de interés. Una nueva subida significa un dólar más caro, problemas para las exportadoras, pero al mismo tiempo tenemos más capacidad de compra del extranjero para las importaciones y si eso se traduce en crecimiento, tirará de la economía mundial y también de los negocios.

En suma, subida de tipos de interés porque aumenta el crecimiento, pero impacta directamente con la realidad de que se va a encarecer todo. Ese es el choque de los dos trenes, el resultado del choque lo veremos más adelante.

Europa se está alejando mucho de la zona de máximos del día que a su vez está cerca de los máximos del año porque hemos tenido una buena tanda de datos macroeconómicos en Estados Unidos que han apoyado al 100% los comentarios de la Reserva Federal en el día de ayer. La inflación ha subido más de lo esperado, las ventas minoristas también han subido más de lo esperado y además el índice de manufacturas de Nueva York también sube más de lo esperado.
Como vemos, todo positivo para el dólar y está subiendo prácticamente todos los cruces.

Pero esto no queda aquí, ya que tras la apertura del mercado norteamericano tenemos los inventarios empresariales, la segunda parte de la intervención de la presidenta de la Reserva Federal que comenzó en el día de ayer, también la confianza de los constructores y aquí debemos pararnos.

Es muy importante que sigamos monitorizando el comportamiento del mercado hipotecario porque una nueva subida de tipos de interés encarecer las hipotecas y solamente seremos capaces de contrarrestarlo si existe un aumento de los salarios y de la economía general, ya que de no ser así podemos tener los pies de barro en el largo plazo.

Otro punto importante será examinar el comportamiento del precio del crudo de referencia en Estados Unidos porque el Instituto API prevé una nueva fuerte subida de la reservas semanales de crudo cercanas a los 10 millones de barriles, lo que sigue poniendo acento en que Estados Unidos está aprovechando el recorte de producción de la OPEP para aumentar su propia producción. La cuestión ahora es ver cuánto puede aguantar la OPEP e ignorar la estrategia que está realizando Estados Unidos. La cuestión es que la administración norteamericana es consciente de que si sube demasiado el precio del crudo se reducirá el capital disponible en las familias norteamericanas para poder sostener la economía, por lo que intenta por todos los medios que el precio del crudo no suba todo lo que pueda.
En el aspecto técnico, seguimos fijándonos en el comportamiento del Dow Jones de industriales y también del de transportes. Mientras ayer el Dow Jones de industriales tuvo un comportamiento frenético, no pasó lo mismo con el de transportes, ya que volvió a sentarse parado en la zona de los máximos de diciembre del año pasado por segunda vez consecutiva. Debemos tener muchísimo cuidado con esta divergencia porque ya saben que estuvimos vigilando un doble techo en este índice por si se activaba al perder la zona de los 9000 puntos, pero es que vamos ya por un triple techo que haga las cosas todavía peor.

djdti


Recuerden: el choque de trenes se representa con el acercamiento de una nueva subida de tipos de interés que hace que todo sea más caro, aunque se haga porque se espera más crecimiento. El efecto de mayor crecimiento probablemente venga después, pero ahora la primera lectura del mercado es negativa.

Luis Javier Diez.