Se espera una apertura en Estados Unidos bajista que dé extensión a las dudas que entraron ayer a los operadores y que descuente la mala relación que ha tenido Europa a esta cierta situación de confusión tras ver que los activos que representan la seguridad llevan tiempo avisando de un miedo subyacente. El ver que la rebaja fiscal de Donald Trump puede tardar más de lo deseable, también frena a los mercados.
 
Nos adentramos en la última sesión de la semana tanto en Europa como en Estados Unidos y las vibraciones que salen del viejo continente no son nada positivas para Wall Street.

Europa está teniendo una sesión con unos descensos que hacía tiempo que no se veían y las ventas están repartidas en prácticamente todos los súper sectores, con especial influencia en el bancario, automoción y recambios, recursos básicos y petroleras. Por lo tanto, esos mismos sectores deben estar bajo vigilancia dentro del SP 500.

Recordemos que ya veníamos con un Wall Street muy sobrecalentado pues la sobrecompra era muy patente en varios índices, sobre todo en el Nasdaq compuesto que había alcanzado una sobrecompra un vista desde hace años. Además, no olvidemos que el Dow Jones de transportes no ha superado la zona de máximos del mes de diciembre con la misma confianza con la que se movía el Dow Jones de industriales, por lo que la divergencia bajista del día de ayer nos puso en alerta en la parte final de la sesión y parece que hoy vamos a tener una clara consecuencia de aquello.

dow


No perdamos la perspectiva. Recuerden que el mercado se puso nervioso en el día de ayer cuando el nuevo secretario del tesoro dijo que el plan para la fuerte rebaja fiscal planeada por la nueva administración estaría dispuesta antes de las vacaciones de verano, pero los efectos en el crecimiento no se notarían hasta 2018, por lo que deja al mercado sin contrapartida y a merced de los efectos negativos de la subida de tipos de interés de la FED. Si la subida de tipos de interés se hace, en una primera parte, más deprisa de lo esperado, los efectos negativos se notarán y la Reserva Federal debería tomárselo con más calma en una segunda parte. La cuestión es que es posible que en 2017 no veamos tres subidas de tipos de interés de forma repartida, quizá algo acelerada en la primera parte, pero no en la segunda, lo que hace que el oro pueda tener apoyo pues ya saben que tiene una correlación inversa muy fuerte con las expectativas de subidas de tipos de interés. Esto hace que las mineras de oro deban de ser vigiladas de cerca.

Otro punto a tener en cuenta durante todo este 2017 es el sector inmobiliario. Hoy, 30 minutos después de la apertura de Estados Unidos, conoceremos el dato de las ventas de viviendas nuevas y si miran el gráfico adjunto, tenemos una buena tendencia de este dato desde los mínimos de años atrás, pero si se fijan, los tipos hipotecarios nos han estado apoyando. Ahora, los tipos en las hipotecas han subido fuertemente y debemos estar muy atentos por si una tanda de subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal dañan al sector y las ventas pierden esa tendencia alcista, lo que dejaría tocado un punto importante de la economía.

datos

Esto no acaba aquí ya que en el mismo momento que tenemos el dato anterior, también tendremos la lectura final de la confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan. No hace falta decir que necesitamos que la confianza esté lo más alta posible para intentar ver que dicha confianza tirará al alza del gasto del consumidor, en el que se basa el 70% de la economía de Estados Unidos.

Dentro de todo el movimiento del mercado, hay que tener de vez en cuando la vista puesta en el sector de energía de Estados Unidos. Fíjense en su gráfico de largo plazo y cómo nos estamos alejando bastante del máximo alcanzado el año pasado, hasta el punto de haber perdido la directriz alcista que viene desde los mínimos de 2016.

Una cuestión importante es lo que estamos observando todas las semanas, que el número de instalaciones activas de extracción de crudo en Estados Unidos calculado por Baker Hughes no para de subir, lo que es una influencia directa para que no desciendan la reservas de crudo que todas las semanas vigilamos. Sabemos que la OPEP confía en que la reservas de la OCDE vayan bajando poco a poco y que más países se sumen al pacto de reducción de producción, pero la estrategia de Estados Unidos es hacer exactamente lo contrario y ya muchos están diciendo que están llegando unos niveles de exportación que puede plantar cara directamente a la OPEP, lo que obligará a tomar una decisión por parte de esta última en forma de recortes de producción más agresivos o extensión en tiempo de dicho acuerdo… Aunque otros muchos optan por pensar que los nervios no van a aguantar y se pondrán a subir la producción como lo hicieron en el pasado para intentar desestabilizar a las instalaciones en Estados Unidos, lo que pondría un futuro complicado a todos los países productores de la OPEP e incluso a Rusia, por lo que sabiendo el carácter que tiene Donald Trump, no podemos descartar que se abra un frente conflictivo en este espectro.

xle

 
En valores concretos tenemos:

- Hewlett Packard tiene problemas tras haber presentado ayer unos resultados que no gustaron, y lo peor de todo, es que redujo las perspectivas para 2017.

- Estaba tardando en aparecer, pero ya aparece un frente de conflicto entre Alphabet y Uber porque la primera dice que la segunda le está copiando tecnología. Estas cosas son las que suelen pasar cuando las grandes compañías empiezan a robarse empleados las unas a las otras, que no se sabe hasta qué punto el conocimiento que lleva ese ingeniero es propiedad de la primera o el saber hacer adquirido durante la experiencia de haber trabajado para ella.

- JC Penney presenta resultados con unos beneficios de 0,61 $, subiendo fuertemente desde las pérdidas de -0,43 $ del año pasado. Ajustados son 0,64 $, por encima de lo esperado.

Para las ventas, tenemos un descenso hasta los 3960 millones de dólares desde los 4000 millones del año pasado, por debajo de lo esperado. En centros con más de un año tenemos una bajada de -0,7%, bastante peor de lo esperado.

En cuanto a las previsiones en 2017, los beneficios ajustados por acción los sitúa en una horquilla que va desde el 0,4 $ a 0,65 $. Para las ventas en centros con más de un año se moverán en un rango que va desde un incremento del 1% a un descenso de -1%.

Para intentar apoyar sus cuentas, tiene pensado el cierre de tiendas de bajo rendimiento y rondarían entre las 130 y las 140 junto con dos centros de distribución. Además, también tiene planeados recortes de costes entre los empleados, con incentivos a jubilaciones anticipadas.

- Nordstrom parece que intenta tener el favor del mercado tras haber dado unos resultados mejores de lo esperado.

Luis Javier Diez.