Se espera una apertura totalmente confusa en Estados Unidos porque no tenemos grandes datos macroeconómicos de referencia y además se están sucediendo comentarios desde dentro de la Reserva Federal que apuntan a una subida de tipos prácticamente inminente, algo que no gusta nada al mercado. Según se vaya revalorizando el dólar, probablemente el pesimismo de los operadores aumente algo, así que no hay que perder de vista a cualquier titular que venga de la Reserva Federal que apoye subidas de tipos en breve.
 
Comenzamos la semana con una sesión bastante particular porque sólo tenemos un dato macroeconómicos de consideración en Estados Unidos (el PMI de manufacturas) y los que hemos conocido en Europa han mostrado debilidad económica, porque los PMI preliminares de la zona euro han quedado a los niveles más bajos vistos en 16 meses, algo que ha restado algo de fortaleza al euro y nos ayudan a sostenernos más o menos por encima de los mínimos de la sesión porque es un apoyo para que el BCE no piense en retirar los estímulos.
 
Sin embargo, como viene siendo costumbre en las últimas semanas, la Reserva Federal va con el paso cambiado y hoy hemos vuelto a tener comentarios desde dentro de la Reserva Federal en el sentido de la fuerte discrepancia que hay entre lo que quiere hacer la Reserva Federal con los tipos de interés y lo que el mercado está descontando.
 
Bullard es el protagonista porque hoy ha dicho que tanto los niveles de inflación como del mercado laboral están cerca de los objetivos de la Reserva Federal y además los problemas a nivel internacional están descendiendo, por lo que todo se va acercando a esa situación ideal que necesita la Reserva Federal para seguir su plan de tener subidas paulatinas de tipos de interés. Por lo tanto, se ha quejado de que el mercado está en un plan de no aceptar ninguna subida de tipos de interés cuando la Reserva Federal sigue pensando en subidas paulatinas de los mismos. No descarta subidas de tipos de interés en junio o julio y para poner algo más de picante a la mezcla, dice que el referéndum de permanencia en la Unión Europea por parte de Reino Unido no será un factor que frene a la Reserva Federal para llevar a cabo sus planes. Aquí hay que tener en cuenta que otros participantes de la Reserva Federal sí han dicho que forma parte este evento del riesgo que hay que asumir y que, evidentemente, se deberá tener en cuenta a la hora de tomar decisiones. Probablemente por este factor, y además por los comentarios que ha hecho el tesoro británico hoy, muchos están pensando en que si realmente la Reserva Federal va a subir los tipos de interés, es más probable que sea en julio que en junio, ya que el tesoro británico ha dicho que de darse una salida de Reino Unido de la Unión Europea, tendríamos un shock en los mercados y recesión en el corto plazo.
 
La influencia de los titulares en el mercado no va a acabar aquí, ya que Williams también va a hablar, así que podemos tener movimiento en cada frase que suene rara al mercado. Rosengren habló este fin de semana para el Financial Times y dijo que estábamos a punto de entrar en una situación favorable para ver una subida de tipos el mes que viene.
 
Por lo demás en Europa, los recursos básicos son uno de los que más están cayendo por nuevos descensos en las mineras en China, las químicas están tocadas por nuevos descensos en Bayer por esa presentación oficial de la oferta por Monsanto, las petroleras también están bajando por nuevos descensos en el precio del crudo y además automoción y recambios está tocado por un nuevo descenso de Fiat al aumentar la sensación de que también utilizó software para engañar en las emisiones contaminantes.
 
En valores concretos tenemos:
 
Monsanto es la protagonista del día en cuanto a valores sueltos por esa presentación formal de la oferta de compra por parte de la alemana Bayer que la estaba haciendo subir cerca del 10% en el fuera de horas y es que el precio de compra es casi un 20% por encima del precio de cierre del viernes nada menos.
 
Freeport McMoRan ha hecho un movimiento que debemos tener en cuenta, ya que ha retirado los planes para una salida a Bolsa de su división tanto de petróleo como de gas, lo que nos da una idea de cómo está el mercado de mal.
 
Boeing tiene buenas noticias ya que acaba de recibir un pedido desde Vietnam valorado en 11.000 descensos millones de dólares como consecuencia de la visita del Presidente el país.
 
En el aspecto técnico, seguimos quedándonos con el futuro del SP 500 y su volatilidad. Si se fijan en el gráfico adjunto, tenemos esa parada en el VIX en forma de muestra de interés vendedor que es la que da soporte a la zona de mínimos del mes en el futuro del SP 500. Pero al igual que en ocasiones anteriores, seguimos fijándonos en el MACD de la volatilidad, porque sigue sin perder la señal alcista desde comienzos del mes de abril, algo que es negativo para los activos de riesgo.
 
visp

 
Luis Javier Diez.