Se espera una apertura confusa en un día donde no abundan los datos macro y sí la sombra larga del dato de creación de empleo del viernes. El crudo se pone a caer por decepción al ver una confrontación directa entre Irán y Arabia Saudita por la congelación de la producción y supone un peso negativo al seguir eliminando uno de los pilares de la recuperación reciente.
 
Nos adentramos en la semana norteamericana, los factores encima de la mesa en donde puede que algunas cosas dejen de tener efecto para pasar el foco a otras. Nos referimos al crudo y a la política de los bancos centrales.
 
Por un lado, en los últimos tiempos el precio del crudo ha dejado de ser un apoyo para los mercados de riesgo, ya que lleva una buena caída desde los máximos de este año y no ha tenido un reflejo en los mercados de riesgo tan exacto como lo tuvo el rebote desde los mínimos. Vean por ejemplo en el gráfico adjunto la situación del precio del crudo de referencia en Estados Unidos. En este momento sigue cayendo pues se ha puesto de relieve que esa reunión de productores del día 17 de este mes tiene pocos visos de ser productiva en estos momentos porque hay una confrontación entre Irán y Arabia Saudita ya que ninguno de los dos quiere ceder cuota de mercado, siendo este punto uno más del enfrentamiento que tienen los dos países por el dominio de todo oriente medio.
 

 
La situación del precio del crudo es vital, debido a que si se pone a caer otra vez y al final tienen razón los que decían que la subida del precio del crudo no tenía soporte en la oferta y la demanda, las perspectivas de un repunte de la inflación por este flanco se desinflan, lo que supone una dificultad más para que la Reserva Federal pase de dos a cuatro subidas de tipos de interés. De hecho, estamos bajo la sombra alargada del dato de creación de empleo del mes de marzo que conocimos el viernes pasado en donde todo fue muy bonito, salvo el repunte de la tasa de desempleo, así que todo el mundo no hace más que darle vueltas a todas las cifras para saber de dónde ha podido venir ese repunte si se sigue creando empleo de forma fuerte por encima de los 200.000 al mes.
 
Pues bien, con estas nuevas pérdidas en el precio del crudo, hoy el Banco Central Europeo ha vuelto a decir que está preparado para intervenir otra vez si el camino hacia el objetivo de inflación vuelve a tener problemas, algo que ha servido mucho para recuperar la sesión europea y volver a las ganancias.
 
El problema es que otra vez tenemos dudas, porque los últimos tiempos el sector de materias primas ha sido uno de los apoyos fuertes de los mercados, pero ahora tiene debilidad precisamente en esas materias primas, pero ayudan a pensar que los bancos centrales van a seguir calmados durante más tiempo de lo esperado, lo que debería ayudar al resto del mercado. En definitiva, tenemos una cierta compensación de factores que hace que necesitemos otros puntos de apoyo para poder desatascar la situación… Como la temporada de resultados, que se apuesta por la que será una de las más importantes de los últimos años porque tendremos ya unas cifras que incluyen la primera subida de tipos de interés de la Reserva Federal, así que se tendrá no sólo el rendimiento de los negocios durante los tres primeros meses del año, sino las perspectivas de dichos negocios, que es lo verdaderamente importante.
 
Hablando de inflación, y Reserva Federal, estamos en una semana en donde no hay un exceso de datos macro, pero sí tenemos alguno que otro que puede darnos volatilidad, como por ejemplo los pedidos a fábrica a las cuatro de la tarde, hora española.
 
En el aspecto técnico, seguimos dando vueltas a esa situación que nos mantiene con mucha cautela, ya que con la recuperación del mercado el viernes pasado, el futuro del SP 500 toca ya de forma efectiva la sobrecompra libres la volatilidad está muy cerca de la sobreventa, por lo que es un conjunto de fuerte resistencias que pueden dificultar el ascenso, salvo eventos muy destacados como un dato relevante que salga a favor de mercado.
 
vix

 
En valores concretos, tenemos algunos muy interesantes:
 
Primero, la operación corporativa del día: la compra de Virgin America por Alaska Air por cerca de 4000 millones de dólares.
 
Segundo, uno de los valores que más pondera en el SP 500, Apple, Credit Suisse le ha metido en su lista de mejores ideas de inversión y le ha subido el precio objetivo pensando en que la evolución de los servicios de Internet ofrece la compañía, puede doblarse en los próximos tiempos. Simplemente, vean como está el sector de tecnológicas del SP 500 y como está apretando la zona de máximos de la recuperación reciente.
 

 
Yahoo! tiene una buena noticia, ya que Reuters dice que Time Inc. estaría sopesando una alianza con un fondo de inversión privado para poder hacerse con los activos de Internet de la compañía.
 
Hewlett Packard Inc (HP Inc), puede tener movimiento porque mañana se espera que presenten nuevos productos.
 
Facebook también puede tener problemas porque se dice que su división de realidad virtual,  Oculus, no puede satisfacer toda la demanda debido a la escasez de algunos componentes, y no se sabe cuántos pedidos están afectados. Por otro lado, son numerosas las webs especializadas que han empezado a darse cuenta de los términos de uso que los usuarios deben aceptar para utilizar estas gafas virtuales sobrepasan con creces lo lógico y se está protestando porque vulneran demasiado la intimidad de cada usuario, como por ejemplo hacia qué lado se mira más, lo que se ha identificado directamente con usos y comportamientos que puedan ser utilizados para la venta de publicidad.
 
Luis Javier Diez.