Se espera una apertura en Wall Street con dudas a la espera de obtener confianza o desconfianza en la capacidad de Trump de sacar adelante sus planes de infraestructuras y de rebaja fiscal.
 
En la sesión de ayer esperábamos un cierto intento de rebote técnico, y así se produjo, lo que pasa es que casi se vio más en el intradía que en gráficos a días.

Si se fijan en el gráfico adjunto, podrán ver que hemos recuperado algo de nivel en el Nasdaq compuesto pero no dejando figuras de vuelta:

nasdaq


Por lo que respecta al Dow Jones, vean que tenemos un par de Karakasas, siendo la más llamativa a la que tiene lugar en el de transportes porque intentan mantener más o menos la zona de soporte los 9000 puntos.

dj


La cuestión es que el punto principal de todos los movimientos está centrado en la confianza de que Donald Trump pueda sacar adelante su plan de infraestructuras y la rebaja fiscal. Sin embargo, esos planes cada día se retrasan más y el mercado necesita ver que es capaz de sacar adelante todo lo que se propone. Precisamente, en el día de hoy tenemos una votación para modificar la famosa ley de sanidad de Barack Obama. Las amenazas del propio Presidente a aquellos que se opongan a sus intereses aumentan el miedo a que haya un conflicto político realmente importante que paralice la gobernabilidad del país mientras el espionaje norteamericano sigue buscando pruebas de la relación de Rusia con la campaña electoral del actual presidente.

Si la votación no se consigue ganar, la idea del mercado es que todavía se pueden retrasar más el programa de infraestructuras y la rebaja fiscal, lo que sería dañino para la economía y pondría a todo el mundo a tener miedo de que haya una corrección realmente importante en el mercado que pueda llevarnos a eliminar todo lo ganado desde las elecciones.

Por lo demás, hemos conocido las peticiones de desempleo semanales que salen peor de lo esperado, pero mantienen en un área extremadamente baja y no hay peligro para la economía.

Esto no acaba aquí, ya que 30 minutos después de la apertura tenemos el dato de venta de viviendas nuevas. Ya saben que con la subida de los tipos de interés y los tipos hipotecarios, hay que vigilar de cerca todo el mercado inmobiliario para saber si existe algo que desincentiva de la compra de vivienda y toque uno de los pilares de la recuperación económica.

También se ha estado mirando de reojo un discurso de la presidenta de la Reserva Federal en una conferencia acerca de la formación de los niños, pero en ese discurso que está preparado, no hay ninguna referencia a la política monetaria, evidentemente, así que está pasando sin pena ni gloria.

Luis Javier Diez.