Se esprea una apertura alcista en Wall Street tras una FED que ve una economía más débil de lo esperado y va a esperar el tiempo necesario para subir tipos. El necesario y justo, pero no más, lo que da respiro por el momento a los mercados gracias a algo más de debilidad del dólar.
 Entramos en la sesión del jueves en Wall street que va a estar dominaban el corto plazo por lo que supimos ayer de la reserva federal en la reunión del FOMC, y en la distancia por lo que pueda pasar con Grecia Europa.

En resumidas cuentas, la Reserva Federal no subió los tipos ayer, sigue pensando que debe haber una subida este año, el mercado apunta a que sigue septiembre siendo el mes más probable, pero los productos que dependen de los tipos de interés, no piensa lo mismo, incluso algunos contabilizando una subida bien entrado el año que viene. También rebajaron las expectativas de crecimiento para este año.

Además, las expectativas que se pusieron hace unos meses sobre cómo estarían los tipos de interés en 2016, han sido rebajadas casi a la mitad, por lo que el tono de la FED ha sido mucho más sosegado, moderado y muy poco agresivo, algo que está haciendo que el dólar pierda posiciones en prácticamente todos los cruces, algo que debe ayudar a Wall Street pero enviar malas vibraciones a Europa porque el euro se revaloriza y las exportadoras tienen más problemas.

En definitiva, parece que el segundo trimestre Wall Street va a tener un cierto apoyo del efecto divisa en los resultados empresariales, algo que favoreció mucho a Europa en trimestres pasados.

En cuanto a los datos macro, hemos tenido el paro semanal que sigue por debajo de los 300.000, positivo para la economía, el IPC es favorable también para el mercado, porque la cifra general es más o menos la esperada, con una fuerte subida que es la mayor desde mayo de 2013, pero la subyacente, la que viene de quitar los precios del crudo y los alimentos, sube exactamente la mitad de lo esperado, por lo que hay un cierto énfasis en que la economía no acaba de ser como la Reserva Federal espera que sea, por lo que es un nuevo apunte para que haya una espera a la hora de subir los tipos de interés.

Hablando de inflación y precios del crudo, debemos estar atentos. Ya hemos visto que la FED ha dañado al Dólar y esto puede ser bueno para las materias primas. Precisamente, debemos dar un vistazo al SPDR de energía porque está aguantando la directriz alcista desde los mínimos del año. El WTI ataca los 60$ otra vez y el RSI en el XLE está cerca de superar su tendencia bajista reciente, así que mucho ojo si rompemos la alza, como se puede ver aquí:

xle


En resumidas cuentas, tenemos a los futuros del globex subiendo, así que los soportes del NYSE parece que van aguantar una jornada más.

El Globex está en positivo y eso refleja que se está viendo a la FED como algo positivo para el mercado, sólo hay que ver la debiliidad del del USD para darse cuenta.

Si miramos el gráfico adjunto, veremos que la directriz alcista desde los mínimos de finales de 2014 aguanta y lo mismo pasa con la SMA200 sesiones, así que debemos estar atantos a un posible rebote, pero claro... ojo con las noticias desde Grecia:

nyse


En otro orden de cosas, ayer conocimos los resultados empresariales de Oracle:

La base de datos norteamericana presentó resultados ayer tras el cierre de beneficios de +0,62$, mucho peores que los +0,87$ esperados y bajando de los 0,8$ del año pasado. Ajustados con +0,78$.

Las ventas bajan a 10.710 millones de dólares desde los 11.320 del año pasado pero sólo por el efecto negativo del USD, ya que sin él, suben +3%.

Sigue viendo crecimiento en sus servicios en la nube, pero estos son de largo plazo y de momento no compensan a las ventas que se dejan atrás en productos físicos. El cambio a la nube para el usuarios es muchísimo más caro en el largo plazo, pero significa tener un gasto mensual muy inferior a la compra del producto físico, algo muy en línea con el entorno macro en donde hay menos dinero disponible por parte de todo el mundo.

orcl