Se espera una apertura alcista en Wall Street por apuesta por una posible voluntad de Rusia para reducir la tensión en Ucrania, pero flota en el ambiente la posibilidad de que Ucrania corte el paso del gas ruso y deje a Alemania muy mal de cara al invierno si el conflicto no se ha resuelto para ese momento.
Vamos ya a cerrar la sesión en los mercados en unas condiciones de máxima expectación por la combinación de unos activos muy baratos y la gran cantidad de ojos que están buscando una excusa para entrar hasta la cocina.
 
Hoy Europa está en positivo tras ver que Italia se mueve para salir de la crisis con nuevas medidas de estímulo pero que no convencen a un gran número de personas, aunque tal como están las cosas, este pequeño paso está siendo agradecido por el mercado. Esto ayudó a salir de  mínimos de la sesión y el empujón final nos lo ha dado un comentario de un oficial ruso diciendo que van a seguir trabajando para rebajar la escalada de la crisis de Ucrania y es el principal facto alcista a esta hora. Esto ha gustado mucho, evidentemente, pero Ucrania ha echado sal a la herida con sus propias sanciones a Rusia que podrían implicar la suspensión del tránsito de productos por su país, lo que incluye el gas, algo que podría poner en jaque a Alemania. De momento esto es el principal motivo para estar lejos de los máximos del día.
 
Por otro lado, sigue pesando mucho el incremento de las tensiones geopolíticas con la nueva intervención de EEUU en Iraq con ataques aéreos selectivos pero que parece que pueden ser decisivos, ya que hace pocos minutos se ha realizado un bombardeo contra las piezas de artillería que fueron utilizadas por el ISIS para atacar las posiciones kurdas que defendían Erbil.
 
Siguiendo con las zonas de conflicto, las conversaciones de paz entre Israel y Palestina siguen por buen camino en El Cairo.
 
Todo esto aumenta la volatilidad y recordemos que muchos andan de vacaciones y eso lo aumenta más.
En datos macro, hemos conocido la productividad preliminar del Q2 que queda mejor de lo esperado, en sintonía con el PIB del Q2. La pena es que el Q1 es peor de lo esperado. Los costes laborales no suben lo esperado y eso está pesando en el dólar por ver menos apoyo para la inflación.
 
A las 16h00 tenemos el dato de inventarios al por mayor, así que podemos movernos a esa hora.
 
Pasando a valores concretos, McDonald's presenta ventas de julio en centros con más de 1 año en EEUU con bajada de -3,2%. En Europa +0,5% pero en Asia Pacífico, Medio Oriente y África bajan -7,3%.

Avisa que los problemas de suministros en China van a dañar las ventas, así que tiene problemas en preapertura y es peso bajista para el Dow Jones.