Se espera una apertura bajista en Wall Street para cerrar la semana y con un dato de pero semanal que no se lo esperaba nadie, marca el punto positivo de la economía en un mar de datos macro negativos y que acaba de redondear la incertidumbre que rezuma el dato de creación de empleo de marzo de mañana y dentro de un fin de semana largo y asimétrico entre EEUU y Europa por las vacaciones.
Nos metemos de lleno en la última jornada de la semana y los datos macro tienen todo el foco de atención.
El mal PMI Chicago, el ADP peor de lo esperado, el mal dato de ISM de manufacturas y el índice de empleo dentro de este último justo en 50… ponen el hielo en la copa donde se servirá el dato de creación de empleo de marzo que conoceremos mañana con todos los mercados cerrados.

Pues bien, hoy hemos conocido el paro semanal que baja otra vez, que se mantiene por debajo de los 300.000… y pone el calor en la copa con una cifra no vista desde hace nada menos que 15 años. Precisamente, los buenos datos de paro semanal son el principal apoyo que tiene el dato de mañana. Cierto es que ya hemos experimentado en alguna ocasión que el resto de datos alrededor del dato de mañana apuntaban a un susto y al final tuvimos todo lo contrario y, precisamente, este suceso es el que aumenta la incertidumbre sobre lo que pueda pasar.

Ahora mismo la situación es distinta en EEUU y en Europa, porque ambos van a estar cerrados mañana, pero Europa estará cerrada el lunes y Wall Street no, así que podemos tener más movimiento esta tarde por si ellos sí que se juegan algo más que nosotros vía ADR de las empresas europeas que cotizan allí, así que el movimiento nos puede llegar de este modo y recordemos que los datos macro están mejor en la Eurozona que en EEUU, así que ojo con el Ibex, MIB, etc.

También hemos conocido el dato de déficit comercial que baja más de lo esperado, lo que puede ayudar a las revisiones del PIB, lo que en cierto modo es positivo, pero negativo porque ayuda a subir los tipos.

Esto no para aquí, pues a las 16h00, hora española, tenemos el dato de pedidos a fábrica y debemos estar atentos por si se ve el efecto de las manufacturas, que debería ser negativo.

Como en días pasados, el punto de atención de todos los índices disponibles en Wall Street sigue siendo el Dow Jones de transportes porque, como se puede ver en el gráfico adjunto, estamos otra vez en la zona de soporte de los mínimos de diciembre y la muestra de interés comprador del mes pasado junto con la SMA200 así que si perdemos esa zona… mucho cuidado.

dj


El último punto de atención es el mismo que hace semanas: las divisas.

La diferencia de los datos macro vuelve a dar debilidad al dólar en un entorno en donde el euro está permanentemente devaluado por el QE del BCE, así que dentro de la cercanía a la paridad, pues nos movemos. Que el euro sube, Wall Street gana apoyo pero lo pierde Europa por medio de las exportadoras del DAX

Por otro lado, el resultado que puede mover al sector de semiconductores que se presentó ayer:

Ayer tras el cierre presentó unos resultados de 0,78 dólares, mejor de lo esperado que eran 0,75 dólares y mejores que los del año pasado que fueron 0,61 dólares. Ajustados fueron 0,81 dólares.

Las ventas subieron 1,4% hasta situarse en 4.170 millones de dólares, mejor de lo esperado por el mercado pero no por la propia compañía. El margen bruto bajó hasta el 33,7% desde el 34,2%.

En el fuera de horas está subiendo algo más del 4%