Se espera una apertura en Wall Street muy alcista tras las referencias de Trump a lo que ansía el mercado.
 
Vamos a tener una sesión en Estados Unidos totalmente condicionada por el discurso de Donald Trump en el día de ayer, más o menos de la misma manera que hemos tenido condicionada a Europa.

En el caso del viejo continente, algunos datos macroeconómicos han ayudado a tener un impulso alcista considerable, y tenemos una oportunidad parecida en Estados Unidos pues hemos conocido los ingresos y gastos personales, donde los ingresos suben más de lo esperado, pero los gastos se han reducido, no han pasado a negativo, pero su ascenso es menor de lo esperado. Lo que sí ha quedado con un retroceso es el gasto del consumidor sin tener en cuenta la inflación.

Los datos macroeconómicos no acaban aquí, ya que 15 minutos después de la apertura tendremos el índice de directores de compras del sector manufacturas, recordemos que el mismo indicador del área de Chicago tuvo una subida bastante superior a lo esperado, y 30 minutos después de la apertura tendremos del sector manufacturas también el ISM.

En general, el mercado ha vuelto a reaccionar a la perfección tras las dos pequeñas perlas que soltó Trump en su discurso y que no fueron detalles de ningún tipo, simplemente volvió a mencionar una fuerte inversión en infraestructuras y también nuevos comentarios sobre la fabulosa bajada de impuestos, pero nada más. El mercado vuelve otra vez a comprar la ilusión y en el nocturno los futuros sobre índices más importantes de Estados Unidos están teniendo un aumento realmente considerable.

En otro orden de cosas, la inflación preliminar del mes de febrero en Alemania ha subido más de lo esperado en la interanual, y además este movimiento inflacionario corre paralelo al movimiento de creación de inflación por las supuestas políticas de Donald Trump. Además, bastantes miembros de la Reserva Federal no ven con malos ojos una subida de tipos de interés en marzo y además los futuros sobre fondos federales empiezan a creérselo de verdad, por lo que debemos estar atentos al comportamiento del mercado y también al Dollar Index, junto con movimientos en la curva de tipos.

En valores concretos tenemos:

- Micron Tech tiene una subida de recomendación de Goldman Sachs a comprar desde neutral, por lo que es un nuevo apoyo al sector de semiconductores y también al tecnológico.

- Por contra, Intel tiene una rebaja de recomendación a neutral y es que parece que a la famosa creadora de los microprocesadores le están acechando desde todos los frentes, por lo que hay que tener cuidado con su comportamiento respecto a AMD.

- Alphabet ya ha anunciado oficialmente el servicio de pago de emisión de contenidos online de YouTube, por lo que se une a la refriega de este tipo de televisiones digitales que amenaza con destruir en muy pocos años lo que conocemos como televisión convencional. Es una amenaza tanto para Amazon como para Netflix.

- Best Buy presentó resultados de 1,95 dólares, por encima de lo esperado que eran 1,67 dólares. Las ventas quedan un poco peor de lo esperado pero hace lo de siempre, aumenta el dividendo y sube el programa de recompra de acciones, por lo que no invierte en el negocio y sigue sacando tajada de jugar con su dinero.

- Lowe’s ha presentado unos resultados ajustados de 0,86 $, por encima de lo esperado. Las ventas también suben por encima de lo esperado y especialmente los centros con más de un año.

En el aspecto técnico, seguimos vigilando la situación del Dow Jones de transportes que no acaba de superar la zona de máximos de diciembre, y una nueva superación, pero apoyado por esa penetrante alcista que dejó hace unas pocas sesiones, podría acabar de darnos un impulso suficiente.

djdti


Como tenemos tantas noticias del sector tecnológico, seguimos mirando al Nasdaq compuesto. En estos momentos la situación es crítica porque el RSI está intentando no sólo salir de la sobrecompra si no perder la tendencia alcista, así que debemos tener muchísimo cuidado en el momento en que perdamos la zona de los 5800 puntos, pero de momento parece que el Trump Trade nos compra algo de tiempo.

nasdaq


Luis Javier Diez.