Se espera una apertura ligeramente alcista, para que luego se toquen ligeramente máximos históricos, y se corrija ligeramente, para quedarnos ligeramente dormidos, que es lo que viene pasando en las últimas sesiones.

Con un volumen bajo mínimos y el mejor ATR (Average True Range) desde finales de 2014, Wall Street se fue de vacaciones hace tiempo. No se sabe si volverá...de momento a estas horas no lo hace…

Ayer se tocaron nuevos máximos históricos en S&P 500 y en Nasdaq.

No hay análisis técnico en el S&P 500 que valga porque hace muchos días que no se mueve.

El volumen está en mínimos del año desde el lunes, tras terminar prácticamente la campaña de publicación de resultados.
 
Creo que esta cita que publica Reuters lo resume todo bastante bien :-)

"Everybody is at the beach and they aren't even calling in trades anymore," said Kim Forrest a senior equity research analyst at Fort Pitt Capital Group in Pittsburgh.

El caso es que en esta situación, como alguien empuje para algún movimiento, se puede exagerar de manera muy notable para bien o para mal.

No obstante, si se mueve el dólar (a la baja) y los bonos (al alza) y bastante claramente tras el pésimo dato de productividad dado ayer, que hace pensar a los operadores que los tipos de interés no van a subir a pesar de los buenos datos de empleo, porque con una productividad así sería la primera vez en la historia que se creciera de forma brillante. Esto reafirma el mal dato de PIB de hace dos semanas.

Se espera debilidad en el sector petrolero, salvo que cuando se publique a las 16h30 el dato de inventarios estos salieran favorables para el crudo. De momento los de ayer de API fueron negativos. Como es negativo para el oro negro, el hecho de que se haya sabido hoy que Arabia Saudita ha batido récord histórico de producción. Nada que ver con todos esos bulos que circularon por el mercado en los últimos meses, que estaban levantando el pie del acelerador. Nada más lejos de la realidad. Y sus rivales, o sea todos los demás, no se van a andar con rodeos y harán lo mismo.

Walt Disney es protagonista en la apertura con una bajada de casi el 1,5% tras sus resultados.

Yelp sube 14% tras dar unos beneficios bastante más alto de lo esperado y subir previsiones de ventas.

SunPower, el segundo fabricante de paneles solares de EEUU se desploma más del 30% tras malos resultados.

La cadena de restaurantes de hamburguesas Wendy’s también con problemas tras cifras de ventas peor de lo esperado.

El fabricante de medicamentos genéricos Perrigo se desploma tras malos resultados.