Se espera una apertura confusa en EEUU a la espera de datos macro más recientes que el  PIB del Q1 para empezar a tomar el pulso al Q2 y saber si es tan bueno como se espera.
Comenzamos una semana en Estados Unidos que, si la anterior fue especial por ser posterior al vencimiento trimestral de derivados, la actual no lo va a ser menos porque tenemos tres eventos por delante.
 
El primero de ellos es que hoy es el último día de negociación del mes y del semestre, por lo que eso puede tener algún movimiento extraño, y además, aparecer la pre-pauta de la magia del primer día del mes que podría darse mañana, el segundo evento importante de la semana. Para cerrar, el viernes que viene es festivo en Estados Unidos por ser el día de la independencia, por lo que el largo fin de semana hace que los datos macro se condensen solamente en cuatro días, así que vamos a tener una mayor cadencia de los mismos.
 
El viernes pasado estuvimos atentos por si había una explosión de volatilidad al producirse la reordenación de los índices Russell, pero no hubo complicaciones de ningún tipo y los arbitrajes funcionaron correctamente, haciendo  la transición muy suave.
 
Poco va a durar una apertura en Wall Street hoy medianamente tranquila, ya que 15 minutos después tendremos el primer dato macro de la sesión con el PMI de Chicago. Es necesario que salga alto y, si es posible, mejor de lo esperado para intentar quitarnos de la cabeza esas cifras de un mal primer trimestre. A las cuatro de la tarde, hora española, tenemos la venta de las viviendas pendientes de escriturar y se intentará que haya una correlación con la venta de viviendas nuevas que quedó mucho mejor de lo esperado. Recordemos que la recuperación del sector inmobiliario es uno de los pilares de la mejora económica general.
 
Hoy en Europa la situación no es buena y volvemos a tener problemas en la periferia gracias a esa pequeña sacudida que ha sufrido Portugal tanto en su deuda como en el sector financiero por las investigaciones que se están llevando a cabo desde Luxemburgo sobre Banco Espirito Santo y que amenaza con tener efectos secundarios negativos para el país.  El súper sector bancario es uno de los peores del día y eso está afectando negativamente al Ibex 35 y todo en general está haciendo que la deuda de la periferia aumente las rentabilidades mientras la del centro de Europa las está bajando, una la estructura es negativa para el riesgo.
 
 En valores concretos tenemos una muy buena noticia para los diabéticos, ya que Estados Unidos ha dado el visto bueno a MannKind corp para su inhalador de insulina, lo que puede facilitar la vida enormemente a todos los pacientes de esta enfermedad. Sube más del 10%
 
Siguiendo con el hilo anterior, esto nos lleva directamente a Apple porque se rumorea que la próxima versión de su iPhone podría contar con dispositivos que serían capaces de controlar el nivel de azúcar, lo que podría facilitar enormemente la vida a los diabéticos y conseguir unas ventas prácticamente seguras.
 
Siguiendo con valores concretos, General Motors volverá a tener malas noticias porque siguen apareciendo las llamadas a revisión de cantidades ingentes de vehículos, lo que sigue haciendo daño a su imagen.
 
Boeing ya está mano a mano con Airbus para competir por un contrato de adquisición cercano a los 1.400 millones de dólares por parte de la Fuerza Aérea surcoreana.
En Estados Unidos también tenemos cambios en los índices, ya que en el SP 500 sale US Steel y entra Martin Marieta mañana.
 
En el aspecto técnico debemos vigilar tanto el Dow Jones como el SPDR financiero por los siguientes motivos:
Tenemos doble techo en los máximos del mes con divergencia bajista en el RSI. La situación es que este indicador se está quedando sin espacio porque estamos cerca del soporte de la directriz alcista desde los mínimos de febrero en sobreventa y la directriz bajista desde los máximos del mes nos corta la subida, así que hay que vigilar para ver por dónde sale.

dj
El jueves apareció una muestra de interés comprador en forma de karakasa de volumen alto justo cuando el RSI tocaba el soporte de la directriz alcista desde los mínimos de abril. De momento este mismo indicador hay que tenerlo vigilado porque la divergencia bajista puede dar señal si es superada y mantenernos aquí arriba. Evidentemente, si perdemos el soporte, debemos tener cuidado porque el 38,2% de Fibo de la subida desde los mínimos de mayo puede ponerse en peligro.

xlf