Se espera una apertura confusa, con mal ambiente de fondo con Rusia y con Irak pero dos datos macro nos dan un punto alcista, mientras se empiezan a hacer las quinielas sobre el FOMC de esta semana.


Comenzamos otra semana que tiene el apellido de decisiva, ya que salimos del BCE y nos metemos en la FED.
 
El día a día sigue a la sombra de los acontecimientos en Ucrania y en Irak. En el primero, Rusia corta el gas a Ucrania al no haber alcanzado un acuerdo sobre la deuda y pasa a un modelo de prepago. Con respecto a Irak, las dudas de EEUU a la hora de apoyar a Irak, deja la puerta abierta a Irán a colaborar con Irak, lo que resulta inmensamente peligroso. John Kerry dice que la opción de ataques aéreos podría ser la solución. Mientras tanto el crudo WTI sigue por encima de los 107$ y las petroleras con apoyo.
 
El mercado ya tiene asumido que el ciclo de los bancos centrales está marcando el devenir de los acontecimientos y esta semana tenemos el FOMC, así que todo el mundo estará pendiente más que de sus decisiones, de los comentarios y muestra de unanimidad en los mismos. El BCE ganó peso porque las medidas que tomaron lo hicieron con unanimidad, pero si el FOMC muestra una gran división de opiniones, esto puede hacer daño porque aumentaría la incertidumbre acerca de esa pelea que hay entre los que quieren la primera subida pronto y otros tarde. Cuanta más división, más sensación de que la situación no está lo suficientemente clara como para que todos sepan qué hacer y cuándo.
 
Dentro de la vigilancia del crecimiento en el segundo trimestre, para saber si conseguimos compensar el más que horroroso primer trimestre, hoy tenemos datos macro que pueden movernos:
 
El indicador de manufacturas de la FED de Nueva York ha sorprendido subiendo en vez de bajar, por lo que es un punto positivo para la apertura, y respaldado por una mejora también del indicador de nuevos pedidos, pero dañado por una bajada del indicador de empleo.
 
La producción industrial sube más de lo esperado en mayo y compensa la bajada del mes anterior. También a las 16h00 tenemos el dato de confianza de los constructores NAHB y nos dará volatilidad. Recordemos que las bajadas recientes en este indicador se basaban en el miedo a no poder satisfacer la demanda.
 
Otro punto positivo para el mercado es la casi constante actividad de fusiones y adquisiciones:
 
Medtronic se hace con Coviden por 42.900 millones de dólares nada menos.
 
Level 3 acuerda comprar TW Telecom por 5.700 millones de dólares.
 
SanDisk se hace con Fusion-io por 1.210 millones de dólares.
 
En otro orden de cosas:
 
Twitter ve cómo dos de sus ejecutivos dejan la compañía en medio de falta de crecimiento.