Se espera una apertura en Wall Street con problemas al estar otra vez en resistencias y en un día en donde no tenemos datos macro de importancia y encima mañana empiezan los resultados fuertes de la campaña trimestral de resultados empresariales, que será un catalizador para saber si la resistencia se potencia o se debilita.
Comenzamos la semana en EEUU con dos puntos importantes:

El primero de ellos es la ausencia de datos macro, así que todo lo demás es lo que va a mover mercado.

El segundo de ellos es que en algunos índices importantes hemos alcanzado otra vez la zona de resistencias, como los 11.100 del NYSE o los 5.000 del NASDAQ.

Por otro lado, golpe, que incluso se ha notado en Europa, son los malos datos de China de las exportaciones y de las importaciones, lo que no habla bien ni de la economía exterior ni de la interior.

Y hablando de la economía, el EURUSD vuelve otra vez a las cifras negativas y sigue buscando la zona de los mínimos del mes pasado, así que este factor es negativo para los SPDR tanto de energía como de materias primas, pero estamos cerca de los mínimos comentados y la fuerza de bajada no es la misma, así que cualquier intento de rebote o muestra de que no tiene fuerza, puede ayudar al precio del crudo.

Sin embargo, el crudo se está portando hoy y se mantiene por encima de los 50$, así que esto último puede ayudar al SPDR de energía. ¿Razones? Pues seguimos teniendo la evolución de las reservas como punto negativo, pero la tensión en Yemen entre Arabia Saudí e Irán como como positivo, y ya veremos cómo afecta a esta zona caliente el acuerdo de Occidente con Irán en materia nuclear.

Tampoco parece que tengan los inversores mucho entusiasmo con el anuncio de que Hillary Clinton se lanza a la carrera presidencial.

Revolotear en las zonas de resistencia es lo más destacado del día, pero otra vez necesitamos catalizadores. De momento los institucionales se han sumado al ataque pero todos debemos ser conscientes de que esta semana empieza de verdad la temporada de resultados y es el factor a tener en cuenta de ahora hasta que termine.
Vamos a ver cómo están los índices:

Dicen que a la tercera va la vencida, así que debemos tener cuidado porque el viernes este índice general de Wall Street cerró ligeramente por encima de los 11.100 puntos, zona que no nos deja pasar desde el año pasado. Este ataque es el tercero en 2015.

Como se puede observar el gráfico adjunto, una vez más debemos estar atentos a su comportamiento con respecto al RSI, ya que mantiene perfectamente la directriz alcista desde los mínimos de marzo y la última vez este indicador avisó bien de la incapacidad de superar dicha resistencia:

nyse


Aquí tenemos otro de los factores que no se para de vigilar en Estados Unidos, la diferencia de comportamiento entre el Dow Jones de industriales y el de transportes.

Tal como están las cosas, se supone que el de transportes debería sacar un buen rendimiento del descenso de los precios del crudo, pero si miran los gráficos, parece que la opinión de los inversores no es la misma y precisamente esa diferencia es lo que no acaba de encajar con la situación general.

Durante este mes, a comienzos del mismo, hemos tenido un fortísimo ataque a la zona de soporte de los 8600 puntos, e incluso hemos coqueteado por debajo de la muy importante media de 200 sesiones, aunque poco a poco hemos ido recuperando posiciones para acercarnos otra vez a la resistencia de los 8800 puntos, que nos paró a finales del mes pasado.

Gracias a esta recuperación, el Dow Jones de industriales también se ha sentido algo más aliviado y, al igual que otros índices importantes de Estados Unidos, vuelve otra vez a acercarse a los máximos anuales.

djia


Otro índice que vuelve a buscar zona conocida. El viernes nos quedamos a un paso de la resistencia de los 5000 puntos y sería la tercera vez en 2015. A vigilar el RSI que si en la segunda oleada dejamos divergencia bajista, ahora tenemos oportunidad de romperla y ganar algo más de potencia:

nasdaq


En cuanto a valores concretos tenemos:

Sears sigue su camino para poder sacar adelante el valor de sus propiedades inmobiliarias y ya ha alcanzado dos acuerdos con empresas del sector inmobiliario que pueden ayudarla.

Qualcomm se dispara al alza tras decir el Wall Street Journal que un inversor activista ha presionado para tomar medidas para subir el precio de su acción, incluyendo la división de la empresa (recuerden GE con GE Capital).

Symantec anda buscando opciones para vender algunos de sus activos.

UPS parece que quiere invertir cerca de 1.000 millones de dólares para expandir su red de envíos en europa.
Apple tiene que retrasar el envío de su smartwatch un mes al tener reservas cercanas al millón de unidades.