Se espera una apertura alcista en Wall Street pero debemos tener mucho cuidado porque está apareciendo debilidad en Europa tras su vencimiento y eso no es buena señal de cara a lo que tenga que venir después. 

Nos lanzamos hacia la última sesión de la semana que es una de las más interesantes por ser vencimiento trimestral de derivados y que en Europa está teniendo un final algo complicado, porque tras el vencimiento de la parte alemana, está apareciendo debilidad que hace que el Ibex 35 se meta en negativo.

El vencimiento es el evento principal del día y la situación es compleja porque el paso al vencimiento de junio se hace con la seguridad de que tanto el banco de Inglaterra como la Reserva Federal ya tienen fecha para las primeras subidas de tipos, algo que es radicalmente distinto al escenario que teníamos hace tres meses, por lo que hay que estar atentos para saber si el mercado tiene algún tipo de giro.

No vamos a tener demasiados puntos de interés en lo que queda de sesión, ya que no tenemos datos macro importantes y quizá pueda haber alguna reacción tímida al anuncio de que la Unión Europea ampliará la lista de personas a los que se les va a aplicar sanciones por lo que ha pasado con Crimea por parte de Rusia.

La tensión en la zona no se reduce, ya que ahora Ucrania está metido en un problema porque el gas que compraba a Rusia tenía un descuento por poder utilizar la base de Sebastopol. Como ha sido anexionada a Rusia, el alquiler ya no tiene sentido y ahora Rusia le pide cerca de 11.000 millones más a Ucrania por el gas.

La situación parece que está en un punto de equilibrio dinámico, porque el incremento de sanciones por parte norteamericana y europea, puede tener una acción reflejo desde Rusia, apoyada por el incremento fuerte de popularidad de Vladimir Putin entre sus ciudadanos. La fortaleza que eso da, hace que su carta ganadora sobre Europa adquiera fuerza, ya que todo el mundo asume que Europa no va a ser muy fuerte con las sanciones por la total dependencia del centro del continente de su gas. Por si acaso, Europa dice que está preparando ayudas para los países dañados por ese aumento de las sanciones. En cualquier caso, Alemania es la que está en el punto de mira para bien y para mal.

En el aspecto técnico tenemos una neutralidad de corto plazo que se ve claramente en el gráfico del Dow Jones, lejos de máximos y a la espera de acontecimientos, con especial atención al RSI que se acerca a la directriz bajista desde máximos del año y que puede darnos algo de juego próximamente.

dj


Por otro lado, el despertar del mercado ayer estuvo de la mano del SPDR financiero, que como se puede observar en el gráfico, nos acercamos a máximos recientes respetando la directriz alcista que soporte. Sin embargo, otra vez aquí el RSI puede ser protagonista, ya que la remontada tras la pérdida de la directriz alcista toca ésta como resistencia, lo que nos mantiene en una divergencia bajista que no hay que quitar el ojo de encima.

xlf


Por parte de los resultados empresariales, pues sólo tenemos uno importante y encima ha decepcionado, ya que sorprendentemente la marca de joyería de lujo Tiffanys’s ha presentado pérdidas cuando se esperaban ganancias.
Tiffany ha presentado resultados sorprendentes porque son pérdidas de -0,81$ cuando se esperaban beneficios de -1,52$ y mucho peores que los del año pasado que fueron 1,4$.

Las ventas subieron a 1.300 millones desde los 1.240 del año pasado, mejores de lo esperado.

Con respecto a las previsiones tenemos en 2014 para todo el año la horquilla va de 4,05$ hasta 4,15$ cuando se esperaban 4,31$.

El valor está perdiendo cerca del -3% y presiona a la baja al súper sector de bienes personales y del hogar que es donde están las marcas de lujo europeas.

tif

En la parte del Dow Jones Nike, que los dio ayer mejores de lo esperado, ha tenido un intento de rotura de máximos recientes, pero toda la alegría se ha tornado en tristeza con descensos bastante fuertes porque ha reconocido que la fortaleza del dólar va a dañar los beneficios, por lo que si lo unimos al calendario de la Reserva Federal para subir tipos, a partir de ahora todas las exportadoras norteamericanas pueden pasarlo mal.

Nike presentó ayer tras el cierre de sus resultados trimestrales con unos beneficios de $0.76, mejor de lo esperado que eran $0.73 y mejores que los del año pasado que fueron $0.73.

Las ventas aumentaron un 13%, mejor de lo esperado por la propia compañía y por el mercado. Algo importante son los nuevos pedidos y éstos aumentaron un 16% excluyendo los molineros de las divisas. Los que empujaron fuerte la compañera fueron un incremento del 19% en Europa occidental y en Estados Unidos con un 12%, al igual que los mercados emergentes que subieron 19% más. El punto muy negativo es en el reconocimiento de que la fortaleza del dólar va a hacer daño... y si eso lo unimos con el calendario de la FED, pues no son buenas perspectivas.

nke