Se espera una apertura bajista de Wall Street tras los comentarios ayer de la Reserva Federal en donde pusieron una posible fecha de subida de tipos en la primera mitad del año que viene y en el corto plazo muy pendientes de los vencimientos de derivados trimestrales de mañana.

Nos adentramos en la sesión de Wall Street que corresponde a la posterior de la reunión de la Reserva Federal en donde se han recortado otros 10,000 millones al mes de los programas cuantitativos y además se ha puesto una fecha para una posible subida de tipos que corresponde a seis meses después de que se acaben los programas QE en otoño de este año, lo que nos da la primavera de 2015.
 
Los efectos en los mercados fueron descensos en los activos de riesgo, subida de tipos, problemas en las materias primas y daño en los mercados emergentes, incluyendo fortaleza del dólar.
 
Hoy Europa ha tenido un eco de lo vivido en Wall Street y también estamos en negativo, con fuertes subidas de tipos en el secundario, que han pasado por encima incluso de una subasta de largo plazo española muy buena.
 
Hoy parece que también vamos a tener un día de debilidad en la apertura en Wall Street, extendiendo lo que vimos ayer, aunque hay algunos puntos positivos.
 
Uno de los puntos que todo el mundo está mirando es precisamente como se está tomando el mercado esa posible subida de tipos, con los ojos completamente fijados en el sector inmobiliario.
 
Ayer vimos que los resultados de la constructora KB Homes fueron mejores de lo esperado y eso ayudó a que tuviese el índice inmobiliario de Filadelfia un fortísimo repunte pero el discurso de la presidenta de la Reserva Federal, hizo que este índice acabara en negativo, dejando una karakasa invertida de venta.

hgx

 
Hoy tenemos un nuevo punto de apoyo en los resultados de este sector, ya que Lennar los ha dado mejores de lo esperado:
 
Ha presentado resultados de $0.35, mejor de lo esperado que eran $0.28 y mejores que los del año anterior que fueron $0.26.
 
Las ventas han aumentado un 38% hasta situarse en los 1.400 millones de dólares, mucho mejor de lo esperado que eran 1.250.
 
Buena noticia es el comentario del responsable de la marca diciendo que los fundamentales de la recuperación del mercado inmobiliario siguen intactos.

La situación es algo compleja, porque esa posible subida de tipos en 2015 es un factor negativo para todas las constructoras y sólo hay que mirar el gráfico para ver las ventas que tuvimos desde la apertura.


En cuanto a datos macro, hoy hemos conocido el paro semanal, que sube menos de lo esperado, pero aún así se aleja de la parte baja de los 300,000, algo que siempre sienta mal al mercado.
 
Siguiendo con el mercado inmobiliario, a las tres de la tarde, hora española, conoceremos la venta de viviendas de segunda mano y además los indicadores adelantados de la Conference Board, junto con el indicador de negocios de la Reserva Federal de Filadelfia, los últimos datos importantes de la semana. Evidentemente, si quiere que aparezcan lo más fuerte posibles para tener cierta seguridad en que la economía puede aguantar todo lo que le va a meter la Reserva Federal.
 
No debemos perder de vista el evento del mes, y es que mañana tenemos vencimiento trimestral de derivados nada menos y el mercado no está claro, por lo que hay que tener muchísimo cuidado con todo intento de cambio de tendencia en el corto plazo.