Se espera una apertura en Wall Street con dudas, porque hay factores que compensan la subida de precios del crudo y China vuelve a fallar a la hora de dar seguridad con sus datos macro. El dato de empleo de EEUU del viernes tiene interpretaciones distintas y todavía no hay unanimidad en el mercado:

 
Comenzamos la sesión en Estados Unidos en un día en donde no tenemos datos macroeconómicos de relevancia, pero sí estamos bajo la influencia del dato de creación de empleo del mes de abril que conocimos el viernes pasado.
 
Hay dos claras visiones que están chocando en estos momentos de ese dato: la primera de ellas es que ha salido peor de lo esperado en un mes que se esperaba que se mostrase una recuperación de los datos macroeconómicos para poder pensar que el segundo trimestre de este año iba a compensar los malos datos que tuvimos en el primer trimestre. Esa decepción ha hecho que el mercado descuente menos prisas para subir los tipos de interés.
 
La segunda visión del dato es que se sigue creando empleo y que los salarios siguen aumentando, así que esta parte está apoyando el discurso de la Reserva Federal en el sentido de que si los incrementos de los salarios se mantienen, se crea una bolsa potencial de mejora económica y de presión alcista para la inflación, pero claro, tiene que haber una mejora del gasto del consumidor, si no, el consumo interno empezará a pasar factura.
 
Precisamente, que los salarios aumenten pero el gasto no siga al mismo ritmo nos recuerda los factores por los que el primer trimestre de este año se presentaron unas ventas en los bancos más débiles de lo esperado, ya que la incertidumbre hizo que todo el mundo estuviese más quieto de lo normal. Esa incertidumbre en los próximos meses no parece que vaya a descender, sino precisamente a aumentar, así que el comportamiento del consumidor debe ser vigilado atentamente porque nos dará claves del rendimiento económico de Estados Unidos y también del sector bancario, no sólo en Estados Unidos sino también en Europa.
 
Visto lo anterior, el siguiente punto de interés lo tenemos otra vez en las divisas, ya que el dólaryen está subiendo más del 1% dando extensión a la muestra de interés comprador que apareció en los mínimos de este mes muy cerca del fuerte soporte que tenemos en el 105 donde anda la media de 200 semanas y en donde se esperaba que apareciese alguna intervención por parte del Banco de Japón para conseguir domar el incremento de valor de su moneda. No se han tomado medidas específicas, pero el ministerio de finanzas ha dicho que están preparados para intervenir, así que el rebote está teniendo lugar:
 
usdjpy

 
Por otro lado, si existe una apreciación del billete verde, obligatoriamente tenemos que dirigir la mirada hacia las materias primas.
 
El crudo de referencia en Estados Unidos esta mañana ha tenido fuertes ascensos, pero en este momento son poco cosa, con un Brent que se mantiene en negativo. Por un lado tenemos que el desastroso incendio en la provincia más petrolífera de Canadá sigue sin control, pero lo que intenta compensar ese foco de aumento de precio está precisamente en la revalorización del dólar, por lo que tenemos un cierto empate.
 
Además, los metales preciosos están teniendo problemas con un descenso superior al 1% también perjudicados por el dólar, pero es que además China ha vuelto a dar malos datos macroeconómicos, por lo que el miedo a una debilidad de la demanda en ese país sigue habitando en nuestras cabezas. El súper sector de materias primas es el peor en Europa con un descenso de nada menos que -3,92%, así que debemos tener mucho cuidado con el mismo sector, el de materiales, en el SP 500. El de petroleras también desciende -0,43%, y hay que hacer exactamente lo mismo con el de energía.
 
Resultados empresariales, poca cosa:
 
- Tyson Foods presenta resultados de 1,1 dólares, mejores de lo esperado que eran 0,96 $ y subiendo desde los 0,75 $ del mismo período del año pasado. Ajustados son 1,07 $.
 
Las ventas bajan a 9200 millones de dólares desde los 10.000 del año pasado pero mejor de lo esperado.
 
Con lo anterior encima de la mesa, sube su previsión de beneficios ajustados para todo el año a una horquilla que oscila entre 4,2 $ y 4,3 $ desde los 3,85 $ a 3,95 $ anteriores.
 
El punto negativo lo pone las previsiones de las ventas ya que se espera que bajen 37.000 millones desde los 41.400 del año anterior.
 
En valores concretos tenemos:
 
Berkshire Hathaway, se ha quedado corto en sus resultados.
 
Walt Disney puede tener un buen comportamiento porque su última película ha tenido un fuerte debut en los cines.
 
Facebook tiene buenas noticias desde China porque ha ganado un pleito sobre el copyright de su marca.
 
General Electric parece que va a aprovechar la tormenta generada por el fallo en la fusión entre Baker Hughes y Halliburton, pues en este momento han quedado activos disponibles para la compra.
 
En el plano técnico nos quedamos con los índices:
 
El primero de ellos es el binomio formado por el Dow Jones de industriales y el Dow Jones de transportes. Si se fijan en el gráfico adjunto al cierre del viernes, verán que seguimos teniendo una divergencia bajista, porque el de transportes se ha metido en una lateralidad y el otro está intentando mantenerse con mínimos alcistas. El dato de creación de empleo del viernes se tomó de manera positiva, eliminando las pérdidas iniciales para acabar en positivo, lo que nos deja un intento de penetrante alcista en soporte en el de transportes y una especie de estrella del amanecer en el de industriales, pero se ha confirmado como resistencia la parte baja del canal alcista, así que debemos estar muy atentos a lo que pueda pasar con el sector de materiales y el de energía, que no están con factores a favor en este momento.
 
dj

 
Por otro lado, el futuro del SP 500 mantiene como soporte la media de 50 sesiones y ojo con el VIX porque su RSI está atacando la directriz alcista desde principios de este mes, por lo que una pérdida de este nivel ayudaría a como mínimo mantener niveles en el futuro del SP 500:
 
vix

 
Luis Javier Diez.