Se espera una apertura confusa en Wall Street por los problemas de los bancos que no pasaron el control de la FED y un dato de PIB que no da pistas definitivas sobre una posible fortaleza incontestable de la economía de EEUU.
Nos adentramos ya en la sesión dominada por la apertura de Wall Street en donde los datos macro y los bancos van a tener un protagonismo especial.


Los operadores siguen dando vueltas a las intenciones de la Reserva Federal de subir los tipos en no demasiado tiempo y en numerosas personas pertenecientes al FOMC han ido poco a poco matizando lo que se pudo apreciar en el discurso de la presidenta, para intentar calmar los ánimos sobre cómo se tomará semejante decisión.

En sesiones pasadas Plosser habló y puso un camino de los tipos que no gustó mucho, después Bullard aseguró que ver los tipos en 2015 al 3% no es ser agresivo y hoy la presidenta de la Reserva Federal de Cleveland está matizando todavía más las intenciones de la Reserva Federal de subir los tipos de interés y dice que la determinación de mantener durante largo tiempo los tipos de interés bajos no recaerá en un único dato macro, sino en una amplia gama de los mismos que van desde presión de inflación, expectativas de inflación, condiciones del mercado laboral y cómo vaya la situación de los mercados financieros, ya que consideran que la situación es bastante compleja como para basarse en una sola cosa.

Ella espera que la tasa de desempleo a finales de este año se reduzca hasta el 6.2% y que la inflación vaya poco a poco hacia el 2% objetivo de la Reserva Federal pero con un ritmo muy lento.

El contrapunto a la subida de tipos por parte de la Reserva Federal, la está poniendo el Banco Central europeo pensando en programas cuantitativos y echar una mano a la economía, algo que está generando en el secundario nuevas bajadas de tipos y que está poniendo a la deuda española en zonas nos vistas desde 2005, como por ejemplo se puede observar en este gráfico de Bloomberg de la rentabilidad de la deuda a cinco años de nuestro país.

b5


Por otro lado, el punto verdaderamente negativo de la sesión lo vamos a tener en el sector financiero, ya que tanto el índice bancario de Filadelfia como el SPDR van a tener presión bajista por esto:

Los exámenes anuales a los bancos por parte de la Reserva Federal siguen trayendo mucha cola y el que más está dañado en estos momentos es Citigroup.

Sus planes han sido rechazados ya que la Reserva Federal tiene dudas acerca de la calidad de los mismos. Su intención era la de multiplicar por cinco su dividendo trimestral hasta los cinco céntimos junto con una recompra de acciones de 6400 millones de dólares y la cosa es que hubiese pasado la prueba este año si miramos sólo el aspecto cuantitativo, ya que el mínimo de Tier 1 que pide es el 5% y tiene el 6,5%.

La Reserva Federal dice que si todas las deficiencias se miran de manera aislada, no son suficientes para rechazar sus planes, pero cuando se toman en conjunto es cuando aparece el problema.

Por lo tanto, su intención de aumento de dividendo y de recompra de acciones ha sido cancelado, algo que tuvieron que reducir otros bancos para poder garantizarse el aprobado en las pruebas, como hizo Goldman Sachs y Bank of America.

Citigroup está dañado entre apertura con un descenso alrededor del 5%, así que es el principal factor bajista de tanto el SPDR financiero como el índice bancario de Filadelfia. Recordemos que el primero tiene pendiente un doble techo.
La presión bajista no se centra sólo en este banco, ya que hay otros bancos que también han visto rechazados por sus planes, como por ejemplo Zions Bancorp, filiales del RBS y del Santander.

Vean el SPDR cómo ayer tuvo problemas y la directriz empieza a peligrar de la mano de la constante debilidad del RSI, por lo que el doble techo está amartillado.

xlf


Por parte de Citigroup, vean cómo no podemos pasar de la SMA200 y la negativa de la FED a dar valor a la acción nos va a hacer mucha “pupa”.

c

Los datos macro son otro punto de atención con las peticiones de paros semanales quedando la cifra más baja desde noviembre del año pasado y el crecimiento de Estados Unidos en su lectura final del último trimestre se establece en el 2.6%, cuando se esperaba 2.7%. Dentro de las cifras, punto positivo para los gastos del consumidor que quedan mejor que la lectura anterior pero las inversiones de los negocios quedan por debajo de la última lectura, así que lo comido por lo servido y es un dato más o menos neutral.

En el punto de vista técnico del Dow Jones no conseguimos romper en condiciones los máximos del día del vencimiento trimestral de derivados y ahora tenemos que fijarnos en el RSI ya que mira a la directriz alcista desde los mínimos del mes pasado.

dj


En el SP 500 o pasamos de los 1.880 puntos y el RSI ayer ya se colocó por debajo de la directriz alcista desde los mínimos del mes pasado, así que unos malos datos macro pueden hacernos mucho daño

sp