Wall Street ha abierto hace pocos minutos bastante indeciso. Y es que ayer los operadores se llevaron un buen susto cuandop a media tarde las pérdidas inesperadamente fueron abultadas.

La excusa fue el precio del petróleo que arrastraba a los sectores energéticos y los datos macro que mostraban economía poco fuerte, cuando otras veces esto mismo ha causado alzas.

La realidad, pues que se está dentro de un terrible lateral, y dentro del mismo se comporta de forma errática e imprevisible.

Hoy hay otra lluvia de resultados empresariales, que habrá que ver como nos tomamos. Kellog, Walt Disney entre otros.

De momento destaca la subida de Sprint del 5% tras pérdidas menores a las esperadas.

Ni que decir que la expectación es máxima con lo que haga hoy Apple. Ayer cerró por debajo de su media de 200, si consigue rebotar hacia la misma podría arrastrar a los grandes índices al alza, y si perdiera pie sembrar el miedo.

Las grandes instituciones como luego comentaré en Mundo Hedge Fund siguen en saldo negativo neto. Esto no es una buena señal, el lateral se está usando para una moderada distribución, y desde luego no para acumular.