Se espera una apertura bajista en Estados Unidos debido a las cifras del IPC subyacente que está haciendo que el dólar gane fuerza al ser un apoyo para la subida de tipos de la Reserva Federal, combinado con el miedo a lo que puedan decir en el día de hoy.
 
Y llegó el momento de la verdad. Hoy tenemos el final de la reunión de la Reserva Federal de dos días en donde sabremos que tienen pensado para la política económica y se intentará despejar algunas dudas, aunque parece, según hemos visto en los datos macroeconómicos de hoy, que la tensión se va a mantener hasta el último minuto.
 
Recuerden que la idea es ver si hay base suficiente como para que la Reserva Federal siga en sus 13 de subir los tipos de forma gradual de ahora en adelante tras la subida que tuvo lugar en diciembre, y lo que más teme el mercado es que esa subida se acelere y sea en muy poco tiempo.
 
Pues bien, dado que se ha dicho por activa y por pasiva que el ritmo de la subida de tipos de interés dependen de los datos, hoy hemos conocido un IPC que ha puesto nervioso a más de uno, porque si quitamos los precios de la gasolina y los alimentos, sube más de lo esperado, lo que es un apoyo importante para la idea de la Reserva Federal acerca de que el efecto deflacionario de los bajos precios del crudo es temporal.
 
Como se puede fácilmente ver, el crudo es el punto clave de todo y hoy hemos vuelto a tener problemas porque seguimos estando por debajo de los 38 $ en el crudo de referencia en Estados Unidos pero hemos conocido que el próximo 17 de abril la OPEP celebrará una reunión en Qatar de productores a la que probablemente no asista Irán, que es la pieza suelta que hace que sea difícil adivinar si ese intento de acuerdo de congelación de la producción puede llevarse a cabo o no. No debemos olvidar que todo el mundo espera una estabilización del mercado del crudo a partir de la segunda mitad del año y que muchos ya han dicho que las cifras tanto de demanda como de producción no sostienen el fuerte incremento del precio del crudo que hemos tenido últimamente, y si encima miramos los saldos de posiciones largas en algunos mercados, se ve que la mejora está siendo sustentada por la especulación.
 
Para echar más picante a la salsa, a las 15:30, hora española, tendremos los inventarios semanales de crudo, que nos van a dar mucha volatilidad.
 
El cálculo de la reservas semanales de crudo por el Instituto API y esta vez quedan en un incremento de 1,5 millones, bastante más bajo que el incremento de 4,4 millones de la semana pasada y además también más bajo que la estimación que se situaban 3,4 millones.
 
Al dato, hasta cierto punto positivo, anterior, se le une que la reservas semanales de gasolina descienden -1,2 millones desde el descenso de -2,12 millones de la semana anterior, pero es mucho menor que los -2,3 millones esperados. Es una cifra menos baja de lo esperado, pero sigue siendo un descenso.
 
Con respecto a los destilados, tenemos un descenso de 0,83 millones de barriles, también es menor de lo esperado porque se tenía en la cabeza un descenso de 1 millón, pero es un aumento de las cifras negativas desde los -0,12 millones de la semana anterior.
 
El dato que sigue yendo a favor de lo que piensan bancos como Goldman, que la situación sigue sin apoyar un fuerte aumento de los precios del crudo, es que la reservas en el punto de entrega de Cushing suben casi 500.000 barriles, aunque es menor que los casi 700.000 de la semana pasada.

Resumiendo, estamos en un momento clave porque si la inflación subyacente estça mejorando, y el mercado empieza a especular con precios más altos, aunque sólo sea por la esperanza de ver acuerdos en el medio plazo, la Reserva Federal empezaría entrar dentro de su caso base, lo que traería una cierta aceleración de las subidas de tipos de interés.
 
Como podemos imaginarnos, hay varias variables que no son fáciles de determinar, lo que favorece sustos en los mercados de riesgo.
 
También hemos conocido el dato de construcción de viviendas y permisos de construcción que arrojan una mezcla neutral, ya que el primero sale mejor de lo esperado, pero segundos al peor de lo esperado.
 
La temporada de resultados está llegando a su fin y estos son los que hemos conocido antes de la apertura:
 
- Oracle presentó ayer tras el cierre sus resultados con unos beneficios por acción de 0,5 $, peores de lo esperado que eran 0,62 $ y también bajando desde los 0,36 $ del mismo período del año anterior. Ajustados fueron 0,64 $.
 
Las ventas descienden un 3% hasta situarse en 9010 millones de dólares, fallando totalmente la previsión dada por la propia compañía y también son peores de lo esperado.
 
Ya saben que uno de los puntos más vigilados de este tipo de compañías es la transición que están haciendo desde la venta tradicional de software y servicios a los servicios por suscripción en la nube, y se espera el momento en que esta transición empiece a poner más dinero en la parte final que en el inicio.
 
Las cifras son las siguientes: el negocio en la nube sube un 40% hasta ofrecer 735 millones con respecto al mismo período del año pasado, muy bonito todo pero solamente es el 8% de los ingresos de la compañía.
 
Con respecto a lo tradicional, la venta de software, que todavía es el 70% de los ingresos de la compañía, está bajando un 4% a 6300 millones de dólares.
 
Como vemos, la transición se sigue dando, pero todavía está muy lejos de haberse completado.
 
El aspecto técnico, seguimos exactamente igual que las últimas dos sesiones, para dos en la zona de la media de 200 sesiones en el futuro del mini SP 500 y con la volatilidad por debajo de la misma media. Espera total a lo que pueda decir la Reserva Federal en el día de hoy y con bastante miedo en el cuerpo que se está notando en una revalorización del dólar y descensos en los mercados:
 
vixsp

 
En valores concretos tenemos:
 
Apple sigue batallando contra el FBI en el caso de la encriptación de sus móviles y ahora la compañía ha dicho que el gobierno no utilizado todas las herramientas y esfuerzos a su alcance como para necesitar realmente que Apple intervenga.
 
LinkedIn tiene problemas por una bajada de recomendación y de precio objetivo por parte de Morgan Stanley le ante la falta de crecimiento empresarial.
 
El ICE hoy puede tener movimiento tras confirmarse el acuerdo entre la Bolsa de Londres y la de Alemania.
 
En el sector de las materias primas hay una mala noticia y es que el mayor productor de carbón de Estados Unidos ha dicho, tras no llegar a pagar un cupón de deuda el martes pasado, que podría estar en la necesidad de buscar la protección contra los acreedores en la ley de quiebra.
 
Luis Javier Diez.