Se espera una apertura bajista en EEUU por nuevo desplome del precio del crudo y un posible fuerte aumento de las reservas semanales de crudo. El acuerdo para congelar la producción por parte de algunos miembros de la OPEP ha sido vilipendiado por parte de Irán y de Arabia Saudí, por lo que el mercado ha perdido fuerza.
 
 
Tras la imposibilidad de superar la primera resistencia fuerte que tiene el futuro del SP 500 en la media de 50 sesiones, generando una bajada y además una envolvente bajista, hoy volvemos a los problemas con descensos que más o menos de media en Globex rondan el -0,9%
 
Primero, veamos la situación técnica junto con la volatilidad. Como se puedo observar en el gráfico adjunto, el choque contra la media de 50 sesiones ha tenido lugar en las inmediaciones de los máximos del mes, donde en su momento dejamos una estrella de la noche a la altura del 50% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los últimos máximos del año pasado. La volatilidad no es que haya llegado a ningún punto interesante, así que se dio la vuelta y veremos si su propia media de 50 sesiones actúa ahora como resistencia.
 
vixsp

 
Para comparar con el gráfico anterior y entender mejor lo que pasa, vean cómo está el futuro del precio del crudo de referencia en Estados Unidos al cierre de ayer:
 
crudo

 
Como se puede observar, el soporte de los 1800 puntos en el futuro del SP 500, coinciden con los mínimos tanto de enero de febrero en el futuro del crudo, y la vuelta a la baja de ayer por esos comentarios poco favorables de Arabia Saudita y de Irán acerca del potencial de mejora que tiene el acuerdo de congelación de la producción, nos han tirado abajo.
 
Por lo tanto, ahora mismo el futuro del crudo de referencia en Estados Unidos está cayendo más del 3% y ronda los 30,8 $. Este nuevo descenso está pesando mucho en el sector minero y también en el de materias primas, por lo que debemos estar atentos a comportamiento del sector de energía y materiales del SP 500.
 
Encima, estando en todo este lío, tenemos declaraciones de personas relevantes de la Reserva Federal:
 
Fischer es uno de los miembros más destacados de la Reserva Federal porque es el vicepresidente, así que sus palabras son escuchadas con mucha atención.
 
Ayer dijo, con respecto a la situación del mercado, que se han visto situaciones similares de volatilidad en los últimos años que han dejado una cicatriz muy pequeña en la economía y todavía es demasiado temprano para juzgar la influencia del incremento de la volatilidad de los mercados de las primeras semanas de 2016.
 
Todo esto lo dijo en la conferencia sobre energía de Houston que asustó tanto al mercado del crudo por las posiciones radicales de Arabia Saudita y de Irán.
 
Todo el mundo estaba esperando alguna referencia acerca de lo que pensaba hacer la Reserva Federal en su próxima reunión, y dijo que no sabía lo que se decidiría el marzo. Recordemos que la idea inicial era la de tener cuatro subidas de tipos en 2016 y en la última reunión como máximo se aspiraba a seguir teniendo un aumento gradual de los tipos de interés, sin poner cantidades concretas. También recordemos que el mercado no está viendo subidas de tipos en 2016. Con respecto a esa idea de las cuatro subidas de tipos, dice que lo dijeron como expectativa pero no como decisión y acaba sentenciando que las decisiones sobre política monetaria en el futuro no están de ninguna manera predeterminadas ahora mismo.
 
Dando un vistazo a la economía de Estados Unidos, dice que el IPC subyacente en enero ha subido por encima del 2%, algo que apoya a la Reserva Federal y también dijo que los salarios han aumentado hasta alcanzar un ritmo de crecimiento anual del 2,5%, resumiendo todo lo anterior en un comentario acerca de que los indicadores del gasto que han tenido a mano en enero muestran que este trimestre puede haber crecimiento, por lo que parece que su aproximación a la situación de la economía es optimista.
 
En referencia al mercado del crudo y el bajo precio, también tienen la misma opinión que el resto de la Reserva Federal, que la influencia negativa sobre la inflación de los bajos precios del crudo es temporal, para tiempo después volverá repuntar y alcanzar el objetivo del 2%. Lo de la temporalidad siempre va por el mismo camino, que llegará un momento en donde los productores necesiten recortar la producción o poner cierto equilibrio en el mercado para hacer que su precio suba.
 
El presidente de la Reserva Federal de Richmond ha dicho que todavía hay un caso para que se puedan dar más subidas de tipos de interés, lo que ha dejado un poco temblando todo el mundo, porque sigue habiendo una clara división de opiniones dentro de la Reserva Federal.
 
Para poder justificarlo, la Reserva Federal sigue buscando y arañando conceptos económicos para poder ver que la economía de Estados Unidos está con buen tono y se ha referido a la tasa natural de los tipos de interés pues piensa que está por encima de cero, donde debe estar para que haya un crecimiento normal de los tipos de interés y que sea compatible con un crecimiento económico normal.
 
También ha dicho que está totalmente en contra de la perspectiva de que la inflación se ponga por debajo del objetivo del 2% los próximos años. El discurso es negativo para el mercado porque ve que hay un empecinamiento en subir los tipos de interés cuando estamos hablando de un parón de la economía a nivel mundial y el crudo sigue siendo muy débil ante todo tipo de comentarios acerca de la debilidad del acuerdo de congelación de la producción.
 
Con respecto a los datos macroeconómicos, 15 minutos después de la apertura tendremos el PMI de servicios y 15 minutos después de éste, la venta de viviendas nueva, no haciendo falta decir que se necesita que estén en buena forma para evitar la sensación de que la economía se frena más, pero no excesivamente altos como para dar más apoyo a la idea de subir tipos de la Reserva Federal.
 
Tal como están las cosas, a las 4:30 hora española debemos también tener mucha atención porque conoceremos las reservas semanales de crudo. Ayer conocimos las calculadas por el Instituto API y mucho cuidado porque marcaron un incremento de la reservas en 7,1 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 3 millones desde el descenso de -3,3 millones de la semana anterior. Es uno de los motivos por lo que el crudo está cayendo a esta hora.

Como último factor de movimiento, la temporada de resultados que sigue su curso. Estos son los que hemos conocido hoy:
 
- Lowe’s presenta resultados de beneficios por acción con una bajada a 0,01 $, mucho peor de lo esperado que eran beneficios de 0,59 $, y también bastante más bajos que los del año pasado que fueron 0,46 $. Ajustados son beneficios de 0,59 $.
 
Las ventas aumentan a 13.200 millones de dólares desde los 12.500 del año pasado.
 
Como vemos, serían unos buenos resultados si no tuviese que haber asumido una carga por deterioros de activos cercanos a los 530 millones de dólares.
 
- Chesapeake Energy, presenta resultados del último trimestre con unas pérdidas de -3,36 $, mucho peores de lo esperado que eran -0,17 $ y muchísimo peores que los del año pasado que fueron beneficios de 0,81 $.
 
Las ventas bajan hasta alcanzar los 2650 millones de dólares desde los 5690 del año pasado, justo lo esperado.
 
Como era de esperar, anunció un recorte de los gastos de capital este año hasta alcanzar los 1300 millones de dólares, lo que supone un retroceso del 57% con respecto a lo que se gastó el año pasado.
 
También anuncia ventas de activos este año que rondarían los 1000 millones de dólares como máximo, por lo que el mercado vuelve a castigarla en el fuera de horas.
 
- Target presenta resultados de su último trimestre con un beneficio por acción de 2,32 $, mucho mejor de lo esperado que eran 1,54 $, infinitamente mejores que los del año pasado que fueron pérdidas de -4,1 $. Ajustados, los beneficios son de 1,49 dólares.
 
Con respecto a las ventas, bajan a 21.630 millones de dólares desde los 21.750 del año pasado, peores de lo esperado.
 
La mejora de los beneficios está en la venta de sus negocios de clínicas y farmacia, que le ha generado pingües beneficios.
 
Con respecto a las expectativas, para el primer trimestre de este año espera unos beneficios por acción ajustados en la franja de 1,15 dólares a 1,25 dólares.
 
Luis Javier Diez.