Se espera una apertura alcista en Wall Street con un Banco Central europeo que no ha bajado tipos y de momento no mueve ficha en ningún sentido, lo que provoca mayor fortaleza del euro y a los americanos les encanta tener su moneda débil. Además, el paro semanal ha vuelto a bajar, por lo que de momento no hay nada negativo en este plano, a la espera del dato de empleo de mañana.

Ya estamos en el día previo al importante dato de empleo de Estados Unidos y además en un punto en donde se han anunciado ya sanciones sobre instituciones y personas particulares desde Estados Unidos por haber ayudado al menoscabo de las instituciones democráticas en Ucrania dentro de la crisis actual.
 
Por un lado, la aproximación al dato de empleo no es todo lo bueno que podría hacer, ya que en las últimas sesiones hemos tenido datos peores de lo esperado y todo el mundo está ansioso por ver si la economía consigue repuntar una vez salidos ya del crudo invierno.
 
Hablando del crudo invierno, algo de esto hemos visto en la revisión de la productividad del último trimestre, en donde se ha reducido bastante más de lo esperado y eso no ha sentado bien al mercado.
 
En el lado positivo, el paro semanal que baja más de lo esperado y se acerca otra vez a la parte baja de los 300.000.
Esto no acaba aquí, ya que tenemos a las 16h00 el dato de pedidos a fábrica.
 
Los puntos de atención del día son dos, las sanciones de Estados Unidos a las personas e instituciones implicadas en el menoscabo democrático de las instituciones ucranianas, que algunos ya están viendo como que podrían aumentar la tensión y que Estados Unidos está preparado para tomar otro tipo de pasos. Como comentó Vladimir Putin, ahora todo el mundo está esperando la contestación rusa. Sin embargo, la diplomacia está actuando de manera muy contundente en las últimas horas.
 
El otro punto fuerte del día han sido las decisiones sobre tipos de interés de tanto el Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo.
 
Por lo que respecta a los ingleses, han dejado los tipos sin cambios y también el programa cuantitativo, pero el dinero que están obteniendo de los vencimientos de la deuda que tenían en cartera en su programa lo van a volver a reinvertir en la compra de deuda a lo largo de toda la curva, por lo que en realidad está generando una pequeña segunda parte del programa cuantitativo, aunque sea de efecto limitado.
 
En el plano europeo, hemos tenido una decepción con compensación, porque los tipos no se han bajado y tampoco ha habido ni una sola palabra acerca del fin de la esterilización de la compra de deuda, aunque se ha dicho que están preparados para considerar todo tipo de herramientas. El mercado se ha decepcionado y los tipos del EONIA casi se han duplicado, lo que está presionando al alza las rentabilidades de toda la deuda y nos ha alejado de máximos en los activos de riesgo. Sin embargo, nos ha dado un caramelito en forma de anuncio en el sentido de que siguen examinando cómo revitalizar el mercado de los ABS y también cuentan con el QE y el “fondos por préstamos” (lo que hizo el BoE que le funcionó tan bien).
 
En resultados empresariales hemos conocido:
 
- Costco ha presentado resultados de beneficios de 1.05 dólares, peores de lo esperado que eran 1.17 dólares y también peores que los del año pasado que fueron 1.24 dólares.

Las ventas aumentaron un 6% hasta situarse en 26,300 millones de dólares, peor de lo esperado que eran 26,650.
 
Las ventas en centros con más de un año subieron un 5% si descontamos los movimientos de las divisas. Separando por tramos, internacionalmente subieron 5% y en Estados Unidos aumentaron un 4%.
 
- Staples presenta resultados del último trimestre de beneficios de $0.33, peores de lo esperado que eran $0.39 pero mejores que los del año pasado que fueron $0.14. Ajustados fueron 0.33 también.

Las ventas fueron de 9000 millones de dólares, un descenso  considerable desde el año pasado pero fue sólo un descenso de -3.8% en términos ajustados.
 
Siguen las malas noticias para las ventas debido a que para el primer trimestre esperan que sigan bajando.
 
Por último, Dudley dice que en el primer trimestre los datos económicos están siendo presionados por el clima y que todavía hay un largo camino que recorrer antes de subir los tipos de interés a corto plazo. La Reserva Federal debe mirar un amplio abanico de indicadores, no solamente en la tasa de desempleo. Considera que el poner el umbral en el 6.5% no está añadiendo mucho valor a la estrategia de comunicación de la entidad.
 
Con respecto al ritmo de recorte de los programas cuantitativos, dice que la zona en donde se plantearían un cambio es bastante alta y las perspectivas deberían tener un cambio material para poder llegar a ella.

En valores concretos tenemos:
 
Limited Brands presenta cifras de ventas en febrero en centros con más de 1 año con subida de +2%