Se espera una apertura algo confusa en Estados Unidos tras los comentarios del BCE en donde dice que se podían bajar más los tipos de interés y la situación se deteriora. En el lado contrario, las tecnológicas tienen un empuje muy importante por parte de NVIDIA y las consecuencias que tendría una realidad virtual más asequible.

Comenzamos la sesión en el mercado norteamericano poniendo los dos ojos en la comparecencia de Mario Draghi que nos ha dejado, hasta cierto punto, con los ojos como platos.

Recuerden que ya ayer y el día anterior estuvo dando vueltas por el mercado la noticia, o información, acerca de que iban a recortar su perspectiva sobre la inflación, algo que hacía que no hubiese prisa para recortar el programa cuantitativo y tampoco para cambiar de tono. Esto hizo muchísimo daño al euro hasta que se recuperó pues aparecieron informaciones posteriores diciendo que tampoco iba a ser para tanto la cosa.

La cuestión es que sigue diciendo que la economía va bien, pero la inflación subyacente sigue sin despertar, algo que no nos pilla de sorpresa porque el crecimiento de los salarios en la periferia de la zona euro está haciendo de freno constante para la recuperación económica. Mientras no se cree más empleo y la fuerza laboral empiece a ocuparse, no habrá competición por los salarios para llevarse a los mejores trabajadores porque simplemente hay demasiados disponibles.

Lo anterior, hasta aquí, dentro de lo razonable y lo esperable, pero lo que nos ha dejado con los ojos como platos es el nuevo comentario diciendo que el BCE está preparado para bajar más los tipos de interés si llegase el caso. Estamos hablando de que los tipos de interés están al 0% y los depósitos al -0,4%, así que ¿hasta dónde los van a bajar?

Por lo que respecta al mercado norteamericano, al ver estos comentarios por parte de la zona euro no es una buena referencia de cada a la Reserva Federal, porque en algún momento ese problema tiende al contagio en mayor o menor medida. Recuerden que la producción de crudo en Estados Unidos sigue subiendo y que la OPEP tiene un lío tremendo que hace que haya perdido algo de credibilidad su capacidad para organizarse y llegar a acuerdos importantes para sostener el mercado del crudo. Ahora hay que ver si la Reserva Federal hace alguna referencia a un factor parecido al de la zona euro, aunque no parece que sea el caso. La conclusión más lógica es que la diferencia entre caminos de los bancos centrales se mantiene e incluso amenaza con ser un poco mayor, lo que en cierto modo no sólo sostiene si no que aumenta el ratio riesgo/recompensa de la zona euro y ya saben que los americanos cuando piensan en el extranjero, lo que se considera mejor punto de pivote para aprovechar una mejora de la economía y de los mercados es precisamente sector bancario.

Ya lo tenemos más datos de relevancia, pues todo se acabó con el de paro semanal que ha quedado peor de lo esperado y está rondando la zona de los 250.000. Sigue estando muy por debajo de esa cota psicológica de los 300.000, pero ya no estamos en niveles tan bajos como en momentos anteriores. Si por un casual juntásemos en un gráfico las peticiones de desempleo semanales y el ciclo de subidas de interés, nos daremos cuenta que llega un momento cuando se inicia la subida de tipos que también el desempleo sube, así que todo el mundo está muy atento y tomando como punto de referencia los 300.000. Todo lo que se acerque más de la cuenta esa zona, incrementará los nerviosos a los operadores por empezar a ver daño dentro de este ciclo de subidas.

En valores concretos, hay dos especialmente llamativos:

- Nordstrom está teniendo un disparo alcista del 16% ante las informaciones de que podría salir del mercado y hacerse completamente privada. Recuerden que para los americanos una empresa pública es la que todo el mundo tiene una participación, es decir, estar en bolsa.

- NVIDIA tiene un importante empuje alcista porque se ha visto claro que hay un potencial aumento del negocio porque la tecnología permite ya adaptar tarjetas gráficas exteriores a un ordenador. Recuerden que ahora mismo las tarjetas gráficas deben estar en el interior acopladas a la placa madre del ordenador. Se necesita más potencia para la realidad virtual, pero si se pueden añadir tarjetas gráficas de forma paralela utilizando conexiones exteriores al ordenador, muchos añadirán este complemento en vez de cambiar completamente el ordenador, por lo que hay un mayor abanico de posibles clientes.

En el aspecto técnico, sigue funcionando esa vuelta a la baja que vimos en el Dow Jones de transportes con una figura bajista, así que mientras no consigamos superarla, debemos estar atentos al resto porque seguimos por debajo de los máximos del mes.

Luis Javier Diez.