Se espera una apertura con dudas y ligero toque bajista porque los factores negativos son más numerosos que los positivos, pero los datos del sector inmobiliario siguen hoy dando un punto a favor de la economía de EEUU que crea cierto escudo contra los chillidos de China.
Tenemos otro día con cara de póker en la apertura de Wall Street, ya que los factores negativos ganan a los positivos 2 a 1.

Para empezar, lo de siempre, China no está bien y el dato de la nueva bajada mensual de los precios de las viviendas con una inyección de capital en el mercado por parte del Gobierno sólo hacen dar más desconfianza sobre la situación general.

Lo anterior tiene en Europa al súper sector de recursos básicos y petroleras en negativo, así que materiales y energía en el SP500 deben ser vigilados.

Hasta aquí el primer factor negativo, pero el segundo nos llega en forma de resultados empresariales. Vean:

- Home Depot presenta resultados de 1,71$, lo esperado en términos ajustados. Netos de 1,73$, más de lo esperado.

Venta mejoran el +4,3% a 24.800 millones de dólares.

- Wal-Mart presenta resultados de +1,08$, peor de lo esperado que eran +1,12$ y peor que los del año pasado que fueron +1,26$.

Ventas por valor de 120.230 millones, más de lo esperado y más que el año pasado. Ve los beneficios por acción del Q3 por debajo de lo esperado.

Mala noticia porque recorta perspectiva de beneficios por acción para 2015 a 4,4$-4,7$ desde 4,7$-5,05$.

Como se puede ver, el problema está en Wal Mart, ya que siempre sienta mal ver recortes de previsiones en momentos muy delicados.

Vamos con el factor positivo. En este caso nos llega del mismo flanco que ayer, desde los datos macro. Ayer nos sacó de mínimos el NAHB y hoy la construcción de viviendas. Los permisos de construcción caen mucho más de lo esperado, pero lo que parece que valora el mercado es que de momento el motor interno de EEUU tiene buena salud y no se ven efectos secundarios (por el momento) de los problemas de China, así que si hay que escoger entre subidas de tipos (negativo para el mercado) y economía fuerte (bueno para el mercado), en un dato macro se decantarán por la segunda opción mientras China siga dando miedo.