Se espera una apertura bajista en Estados Unidos con varios factores que no favorecen precisamente las subidas ante un fin de semana más largo de lo normal.
 
La sesión de hoy en Estados Unidos, y lo que queda de la sesión europea, van a ser de lo más interesante porque tenemos algunos factores que debemos vigilar muy de cerca.

Para comenzar, debemos ser conscientes de que el lunes es fiesta, el día de los presidentes, por lo que el fin de semana es bastante largo y este tipo de cosas son propicias para cerrar posiciones ganadoras y llevarse el dinero calientito para casa.

Con esta idea en la cabeza, vamos a echar un vistazo a factores que pueden favorecer que el mercado tenga dificultades para subir hoy.

Lo primero de todo, vean la situación del Nasdaq compuesto. La sobrecompra es una de las más altas conseguirá los últimos años y si se fijan en el RSI, hemos tocado la zona de los 80 puntos que fue el máximo de la sobrecompra que alcanzamos tanto en 2012 como en 2014, por lo que aquí tenemos una resistencia que no aparece el gráfico normal:

nadsaq


Ahora, volvemos a un viejo conocido, la situación del Dow Jones de industriales con el Dow Jones de transportes. El de industriales está metido la sobrecompra y ayer dejamos una figura que podría bien ser las dos terceras partes de un hombre colgado, para que se realice la figura necesitaríamos una vela de venta en el día de hoy.

Con respecto al de transportes, ayer tuvimos un descenso bastante claro que volvió a marcar otra vez como resistencia la zona de máximos de diciembre y que no pudimos superar en enero. Además, hay una divergencia bajista en el RSI porque sigue estando por debajo de los máximos anteriores y de momento no sigue perfectamente al precio. Recuerden que las divergencias bajistas en donde va ganando el de transportes en cuanto a ventas con respecto al de industriales, al final acaba teniendo peso específico negativo para los mercados.

djdti


Otro factor importante fue otra pantomima de conferencia de prensa que dio el presidente de los Estados Unidos en donde se dedicó prácticamente en exclusiva a hacer amigos, atacando a toda la prensa en general y además, las noticias de que quiere hacer una criba en los servicios de inteligencia, siguen dando la sensación de que todavía no está ejerciendo de presidente de los Estados Unidos. El hecho de que ya haya casas de apuestas en donde se empiece a apostar porque no termine su mandato, es bastante relevante. Además, parece que hay cierta prisa en las agencias de inteligencia por investigar a fondo la relación que puede tener la victoria de Donald Trump con sus ciertos lazos con Rusia y también la posible manipulación en las elecciones por una influencia directa en las redes sociales.

Pero no todo es negativo, ya que recordemos que salvo el dato de producción industrial, el resto han sido datos macroeconómicos muy positivos para la economía de Estados Unidos y además hoy el frente corporativo también está animado en cuanto a fusiones y adquisiciones. Europa, Reino Unido en concreto, tiene a Unilever que ha ganado nada menos que 19.000 millones de dólares en capitalización bursátil en menos de una hora en cuanto se ha sabido que Kraft Heinz ofrecen una fusión. Esto está haciendo que el súper sector de bienes personales y del hogar en Europa sea uno de los mejores y con una subida contundente. Por lo tanto, el sector equivalente del SP 500, junto con aledaños en cuanto al consumo, podrían estar también influenciados positivamente.

Hablando de empresas, los resultados siguen su curso:

- Deere presenta unos resultados de su primer trimestre del año fiscal de 0,61 $ por acción, mejor de lo esperado que eran 0,54 $ pero descendiendo desde los 0,8 $ del año pasado.

Las ventas netas suben de 5520 millones de dólares hasta los 5630, por encima de lo esperado que era un descenso a 5410.

Con respecto a las previsiones, cree que en el segundo trimestre las ventas de equipamiento subirán un 1% y llevando al incremento de las ventas durante todo 2017 al 4%.


- Campbell Soup presenta resultados de su segundo trimestre con unos beneficios por acción de 0,33 $, muy por debajo de lo esperado que eran 0,88 $ y bajando fuertemente desde los 0,85 $ del año pasado. Ajustados son 0,91 $, por encima de lo esperado.

Las ventas bajan desde los 2200 millones de dólares hasta los 2170, mucho peor de lo esperado que era incrementar la cifra en 20 millones.

Luis Javier Diez.