Se espera una apertura alcista en Wall Street siguiendo el desplome de ayer en un movimiento técnico que sigue sin tener a ningún factor de fondo a favor.
Al igual que hace dos sesiones, después de una bajada fuerte Wall Street nos preparamos para un rebote.
 
Ayer movimiento fue especialmente doloroso siguiendo el camino que marca la cotización del euro dólar, ya que si en Europa estamos teniendo subidas más que decentes en los países más exportadores como por ejemplo Alemania, el mismo efecto pero contrario lo tenemos con las norteamericanas.
 
Hoy el euro dólar sigue con su camino bajista y está descendiendo casi -0,9%, así que el mercado norteamericano no puede tener ayuda desde este flanco.
 
Ayer fue otro mal día en el NYSE pero no debería sorprendernos cuando vimos que el saldo neto de las instituciones cada día fue haciéndose más pequeño hasta llegar a la neutralidad y posterior pase a ser vendedor.

Estábamos pendientes de la zona de mínimos del mes porque estaba la altura de la media de 200 sesiones y abrimos por debajo en el día de ayer, lo que hizo que el desplome continuase buscando la sobreventa en este índice, como se puede ver el gráfico adjunto:

nyse
El Nasdaq compuesto, otro índice que se enfrentó a una fuerte resistencia los 5.000 puntos y que no ha podido ser, tras ver cómo el RSI desde la zona de mínimos de enero de este año, perdido su directriz alcista poco después de salir de la sobrecompra.

Si miran el gráfico adjunto, verán que nos estamos acercando a un primer nivel de soporte que está en el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de febrero, aunque el soporte de verdad ronda los 4800 puntos que era la resistencia que no nos dejó pasar a finales del año pasado.

nasdaq
Las subidas de tipos de interés en Estados Unidos están haciendo estragos, y es que es la excusa perfecta para rebajar algo las cotizaciones ya que se ha vivido muy bien en los últimos tiempos ejecutando un carry-trade que consiste en pedir un préstamo a bajos tipos de interés e invertirlo en algo que dé más rentabilidad que los propios intereses, después se resta la diferencia y queda el beneficio más o menos limpio. El problema lo tenemos cuando suben los tipos de interés y el beneficio, la rentabilidad de la operación, va bajando y no se pueden hacer nuevas operaciones con la misma proyección de rentabilidad porque la financiación de la misma es más cara.
 
Total, que estábamos en un mundo de bajos tipos de interés y ahora vamos a cambiar a otro con un ciclo de subidas, lo que significa que todo va a ser más caro en términos de financiación y eso, por fuerza, debe tener un reflejo en el mercado.
 
Lo que todos esperamos, tanto cuando empezaron a recortar el programa cuantitativo como cuando empiecen a subir los tipos de interés, es que este incremento de financiación debería ser respaldado por una economía realmente fuerte que pueda aguantar pagar más por hacer lo mismo, y eso es probablemente lo que está esperando la Reserva Federal, lo que pasa es que el mercado se está adelantando y está encareciendo los productos norteamericanos antes de tiempo, algo que pasará factura a la economía más pronto de lo que lo hará la subida de tipos en su momento.
 
Seguimos en la semana tras el dato de creación de empleo de febrero, por lo que no tenemos datos importantes y como mucho el dato de reservas semanales de crudo que puede mover mercado y más si perdemos el soporte de corto plazo de los 48,00 $ en el de referencia en Estados Unidos.
 
Precisamente, seguimos vigilando la situación del sector de energía del SP 500 porque se está acercando muchísimo la sobreventa y en ese momento pueden empezar a pasar cosas interesantes, aunque debemos seguir siendo conscientes de que la divisa y el bajo precio del crudo son dos factores que ayudan a que no haya pensamientos en un rebote en el corto plazo, pero debemos seguir pendientes de su situación.
 
xl
Por otro lado, si los bancos europeos no acaban de desplegar todo su potencial, a los bancos norteamericanos les pasa tres cuartos de lo mismo, y ayer tuvimos una cierta relajación en el sector financiero del SP 500 que nos alejó de la zona de resistencia en forma de zona de muestra de venta, que nos tenía para dos desde hace bastantes días:
 
xlf
En valores concretos tenemos:
 
Target empieza a sentir la presión de sus trabajadoras para que suba los salarios, siguiendo la estela de lo que ya hizo Wal-Mart.
 
Boeing está recibiendo presiones y recomendaciones de compañías de leasing para que construya un sustituto del 757.
 
AT&T puede afrontar una carga de 130 millones de dólares por la jubilación anticipada de cerca de 3000 empleados, algo que fue planteado por la propia compañía.
 
eBay sigue preparando a su unidad PayPal para cotizar por separado y se sabe que esta última ha comprado una startup israelí de cyber seguridad con un precio que se especula de 60 millones de dólares.
 
Sandisk tiene buenas noticias ya que Goldman le ha introducido en su lista de compra convencida subiendo el precio objetivo a 106$ dólares desde los 100$ anteriores, algo que puede animar al sector de semiconductores al decir que el Yen puede ayudar a los márgenes.
 
Exxon tiene buenas palabras de los analistas a decir que puede aguantar un precio del crudo más bajo que el resto de competidores porque están cerca de terminar sus proyectos de inversión, por lo que ese gasto puede llegar a ser menos que el resto, que todavía no los han terminado.
 
Google se va de compras y parece que está en conversaciones para comprar una compañía que ayude a aumentar la capacidad de anuncios en dispositivos móviles.