Nos adentramos en la última sesión de la semana arrastrados al alza en Wall Street por las muy buenas vibraciones que tenemos en Europa fundamentalmente provocadas por dos factores, optimismo y esperanza con China y optimismo y esperanza con el Banco Central Europeo.

La economía china se está enfriando más de lo esperado y todo el mundo veía que la situación se estaba acercando a un límite en donde el gobierno del país rojo debería poner cartas en el asunto y crear un nuevo estímulo, algo que se ha visto confirmado por palabras del premier del país, diciendo simplemente que tienen armas para poder llevar eso adelante. Esto ha ayudado muchísimo a multitud de sectores, pero son las materias primas las que más lo están notando al decir que un posible objetivo de ese estímulo estaría en la creación de infraestructuras.

El efecto positivo de lo anterior en Wall Street está fundamentado en los SPDR de industriales, materiales y sobre todo en un valor del Dow Jones, Caterpillar.

cat

Por el otro lado, la deuda de la periferia de la euro zona sigue descendiendo sin parar pensando en que el Banco Central Europeo puede actuar contra la deflación e incluso creando un programa cuantitativo a la europea.

Los mercados están reaccionando fuertemente Europa a todo lo anterior y esperan que en la próxima reunión tengamos algo palpable, por lo que cuanto más se descuente, mayor es el potencial de desilusión si no aparece nada de esto.

Teniendo cuenta el comportamiento que han tenido los mercados con las sucesivas aplicaciones de los programas cuantitativos en Estados Unidos, debemos tener mucho cuidado, porque en términos reales los tipos descendieron en la deuda pública antes y después de cada programa pero los tipos subieron dentro del programa, por lo que los inversores supieron superar exactamente las olas, entrando en deuda pública cuando el riesgo flaqueaba y viceversa, por lo que hay que estar muy atentos a qué es lo que puede pasar en la deuda pública si ese programa se llega activar, porque puede tener un efecto contrario en el mercado secundario.

Por lo demás, hoy hemos conocido el dato de ingresos y gastos personales en donde los gastos, la partida más importante, queda en lo esperado.

Los datos macro no acaban aquí, ya que poco después de la apertura conoceremos la lectura final de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan de marzo y, ni que decir tiene, que necesitamos en estos momentos todas las lecturas mejores de lo esperado en todos los datos macro para apoyar la visión de una economía fuerte que puede aguantar todo.

En el aspecto técnico, tanto en el Dow Jones como en el SP 500 tenemos ayer muestras de interés comprador, pero aparecen en lugares poco significativos, aunque debido a que tienen volumen superior al de la sesión anterior, hay que estar atentos precisamente a los mínimos de la figura, por si saltan stops.

dj


sp50


En muchísimos otros sitios no aparece muestras de interés comprador, pero sí aparecen alguna que otra vela de duda, que hace que debamos estar atentos a ver por dónde se sale, como por ejemplo en el SPDR financiero, que es uno de los que más preocupa si no sigue a los índices y empieza un descenso bastante importante. Recordemos que ayer tuvimos problemas por la negativa de la Reserva Federal a los planes de capital que presentó Citigroup.

xlf


En resultados empresariales tenemos:

BlackBerry ha presentado resultados con pérdidas de $-0.8, algo peor de lo esperado que eran pérdidas de $-0.56 y mucho mejores que los del año pasado que por unas pérdidas de $-0.19. En términos ajustados, las pérdidas han sido de $-0.08.

Las ventas han quedado por debajo de lo esperado y han descendido nada menos que un 64% con respecto al año pasado. Además, su efectivo ha caído hasta los 2700 millones de euros desde los 3200 hace tres meses nada más, por lo que está quemando efectivo a muy alta velocidad

La reducción de las pérdidas le está ayudando a subir fuertemmente en el fuera de horas.

bbry