Se espera una apertura alcista en Wall Street tras un dato de empleo de EEUU que sigue la tendencia de crecimiento pero sin acelerarla en exceso, lo que no presiona mucho a la FED. Punto muy positivo es la revisión de datos anteriores al alza que reducen el impacto del mal tiempo en el empleo.

Ya tenemos el muy esperado dato de empleo de EEUU, aquí están los datos:

Creación de empleo de Estados Unidos de marzo queda en 192,000, peor de lo esperado que eran 200,000 y peor que el mes anterior que fue 197,000.

Creación de empleo privado en 192,000, peor de lo esperado que era 195,000 pero por encima del 188,000 del mes anterior.

Empleo gubernamental sin cambios, no crea ni destruye.

Creación de empleo en manufacturas destruye 1000, mucho peor de lo esperado que era crecimiento de 7000 y mucho peor que el mes anterior que fue creación de 19,000.

En la construcción se crean 19,000 empleos, en producción de bienes se crean en 25,000, en las minoristas se crean 21,300 y en el sector servicios 167,000.

Tasa de desempleo se mantiene en el 6.7%, lo mismo que el mes anterior y peor de lo esperado que era descenso a 6.6%.

Media de horas semanales trabajadas sube a 34.5, más alto de lo esperado que era 34.4 desde el 34.3 anterior.

Tasa de participación de la fuerza laboral aumenta al 63.2% desde el 63% de febrero.

Se revisan al alza los datos de empleo de febrero a 197,000 desde el 175,000 anterior. El de enero se revisa a 144,000 desde el 129,000 anterior.

El dato queda ligeramente peor de lo esperado, algo que sí se podía intuir en algunos datos que hemos tenido esta semana con descensos en los indicadores de empleo pero lo mejor de todo es la revisión al alza de los datos de los dos meses anteriores, lo que reduce el impacto negativo del famoso mal tiempo. La tendencia sigue siendo positiva y con ese aumento de la participación de la fuerza laboral. Si sumamos las alegrías con las decepciones nos queda un dato que puede ser calificado como "en lo esperado".


Por lo tanto, es un buen dato para el mercado, mal dato para los bonos y buen dato para el dólar, pero en el fondo sigue sin salir como a todo el mundo le gustaría.

Uno de los puntos fuertes es la revisión de datos pasados al alza, lo que reduce el impacto del mal tiempo y eso gusta mucho.

Ahora todo el mundo pendiente de los máximos históricos en el SP 500 y también en el Dow Jones, para ver si se consigue romper con fundamento.

En teoría es favorecedor del dólar, pero de momento no se está moviendo demasiado y la directriz alcista desde los mínimos de julio del año pasado no se pierde.

Por otro lado, la rentabilidad en Estados Unidos se ha puesto a bajar fuertemente y desciende hasta el 2.76% desde el 2.8% algo que está provocando más bajadas de tipos en Europa que pone a España nada menos que en el 3.18%.

En valores concretos tenemos:

Boeing está pensando comprar una empresa de sistemas de proceso de imagen y de señal digital global.

En resultados empresariales importantes:

Micron Tech ayer presentó resultados de su segundo trimestre con beneficios de $0.61, mejor de lo esperado que eran $0.59 y mucho mejores que los del año pasado que fueron pérdidas de $-0.28. ajustados fueron $0.85

Las ventas se duplicaron hasta los 4110 millones de dólares desde los 2080 del año pasado, y mejores de lo esperado. Está subiendo más del 2% en el fuera de horas, y es un punto alcista para el índice de Filadelfia de semiconductores.