Se espera una apertura bajista Wall Street siguiendo el descenso del mercado europeo por las consecuencias del resultado de la reunión de la Reserva Federal en el día de ayer. La debilidad del dólar causa fortaleza al euro, principal problema del mercado de la zona euro, pero debería ser un apoyo para el mercado norteamericano, por lo que debemos estar atentos por si tanto las mineras como las petroleras acaban dando una fortaleza extra.
 
La sesión en Estados Unidos va estar totalmente condicionada por las reacciones a las decisiones que hizo ayer la Reserva Federal y las repercusiones de la misma en el mercado europeo y divisas que estamos viviendo hoy.
 
El fondo de la cuestión es que la Reserva Federal ha pasado de esperar cuatro subidas de tipos de interés este año a ver posibles un par de ellas y encima avisar del peligro que tiene la situación general mundial. La consecuencia directa de todo esto es una fuerte devaluación del dólar que ha llegado a ser del -1,3% con respecto al yen y también cerca del 1% con respecto al euro. Como podemos imaginarnos, las exportadoras de la zona euro han tenido muchos problemas y la debilidad del dólar ha favorecido el disparo de las materias primas, así que tanto las mineras como las petroleras son los grandes ganadores en lo que llevamos de sesión.
 
Sin embargo, el dólar se ha alejado de los mínimos y máximos del día, en los pares donde sea la moneda fuerte o no, ya que hemos puesto encima de la mesa nuevos datos macro que le han dado algo de fortaleza, como por ejemplo un paro semanal menos alto de lo esperado, que sigue estando en zonas muy bajas porque ha quedado en 265.000, un índice de Filadelfia que se recupera fuertemente porque el indicador de manufacturas pasa de -2,8 a 12,4 y además el indicador de futuro, el de nuevos pedidos, pasa de -5,3 a 15,7, rematado por un índice de gastos de capital que pasa de 2,5 a 13,3.
 
Parece que lo anterior no es compatible con esa puntualización de la Reserva Federal acerca de los peligros de la situación económica mundial, pero como hemos comentado ya muchas veces, el mercado lo que necesita es que la Reserva Federal estire todo lo que pueda el ciclo de subidas de tipos de interés pero que la economía se mantenga lo suficientemente fuerte como para seguir creciendo evitando caer en una recesión, por lo que cuando se recuperan algunos datos macroeconómicos buenos, nos estamos quedando en la zona que le gusta al mercado.
 
El fuerte descenso de los mercados europeos están contagiando a los futuros sobre índices en Estados Unidos que también se mantienen en el nocturno en negativo, pero la fortaleza de las mineras y las petroleras debe hacernos poner atención en el sectorial de materiales y de energía del SP 500 porque podrían tener apoyo.
 
La complicación de la situación actual no para aquí, pensando que todo ha terminado por lo que dijo la Reserva Federal en el día de ayer, pero es que mañana tenemos el vencimiento trimestral de derivados, por lo que el mercado es preso de los movimientos típicos para hacer que el mercado de opciones no se les vaya de las manos a los grandes inversores, así que tendremos una situación bastante compleja de dominar y solamente tendremos las ideas algo más claras la semana que viene, cuando el mercado vuelva a ser otra vez libre en el medio plazo.
 
A las tres de la tarde podremos tener algo más de volatilidad con la presentación de los indicadores adelantados de la Conference Board.
 
En valores concretos, hay dos que brillan con fuerza, uno para bien y el otro para mal. El primero es FedEx porque ayer nos presenta resultados están siendo afectados de buena manera por el mercado que está subiendo en el fuera de horas cerca del 6%, y la parte negativa esta Caterpillar por dar un mal Profit Warning.
 
Los resultados empresariales destacados hoy son:
 
- Guess presentó beneficios de 0,57 $, bajando desde los 0,63 $ del año anterior y peores de lo esperado que eran 0,58 $.
 
Con respecto a las ventas, bajaron un 5,5% hasta alcanzar los 658,3 millones de dólares y van ya nada menos que 21 trimestres seguidos con descensos en las ventas en centros con más de un año, dañados también por el movimiento de las divisas.
 
- FedEx presentó ayer tras el cierre resultados de 1,84 dólares, bajando desde los 2,18 $ del año pasado y peores de lo esperado que eran 2,34 $. Ajustados son 2,51$.
 
Las ventas mejoran 8,5% hasta situarse en 12.700 millones de dólares.
 
Con respecto a las previsiones, este año prevén unos beneficios por acción ajustados entre 10,7 $ y 10,9 $, lo que supone un aumento de la parte baja de la horquilla.
 
En el fuera de horas se está interpretando de forma positiva el resultado con momentos de mejora de casi el 5% el precio de la acción.
 
Caterpillar, otro mal profit warning
 
Ha sorprendido al mercado diciendo que las ventas del primer trimestre y los beneficios van a ser peores de lo esperado, con unas ventas que estarán en la horquilla de 9300 a 9400 millones de dólares, casi 1000 millones por debajo de lo que el mercado tiene la cabeza.
 
Lo anterior lleva a pensar que los beneficios por acción, eliminando los costes de reestructuración estarán en una horquilla de 0,65 $ a 0,7 $, cuando el mercado andaba buscando 0,95 $.
 
Como podemos imaginarnos, el valor cae cerca del 3% en el fuera de horas.
 
En el apartado técnico, nos quedamos con el futuro del SP 500 y su volatilidad. Si miran el gráfico adjunto, verán que ayer cerramos por encima de la media de 200 sesiones y tuvimos un nuevo descenso de la volatilidad, pero no debemos perder de vista que mañana es vencimiento trimestral de derivados, por lo que apretar las tuercas para alcanzar una zona alta, está dentro de lo previsto. Será la semana que viene cuando empecemos a ver la verdadera cara al mercado.
 
vixsp

 
Luis Javier Diez.