Se espera una apertura débil y con toque bajista tras un dato de gastos personales en descenso por primera vez en un año. Poco puede durar el movimiento porque 15 minutos después tenemos el PMI de Chicago y 10 más la lectura final de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.
Comianza la sesión en Estados Unidos para cerrar una semana en cierto sentido ha sido para olvidar, porque el poco movimiento ha hecho que fuese una de las semanas más largas de la historia por puro aburrimiento.
 
El mercado parece que lo tiene claro, necesita catalizadores para moverse y todo el mundo está esperando al pistoletazo de salida que pueda dar el Banco Central Europeo en su reunión de junio, pero es que ya hay bastante descontado, el eurodólar ha bajado hasta el 1.36 dejando los máximos del mes en el 1.4 y la bajísima volatilidad que tenemos en prácticamente todas partes hace que todo el mundo empiece a tener cierto miedo a que haya cosas ya demasiado descontadas, por lo que una venta con la noticia podría disparar la volatilidad y a su vez disparar multitud de operaciones que hagan que explote el mercado en una reacción virulenta que muy pocos se atreven a poner una dirección.
 
Ayer conocimos que la revisión del producto interior bruto de Estados Unidos del primer trimestre ha sido peor de lo esperado con un descenso de -1% en la que se vuelve otra vez a echar la culpa al mal tiempo, pero hoy hemos visto que el gasto del consumidor de abril ha retrocedido por primera vez en un año, algo que no es bueno tener cuando se espera que la economía esté fuerte. No ha sido una bajada desastrosa, pero no es el tipo de datos que necesitamos en este momento.
 
Los datos macro que pueden movernos no acaban aquí, ya que un cuarto de hora después de la apertura, conoceremos el indicador de directores de compras de Chicago y 10 minutos después la lectura final del índice de confianza del consumidor creado por la Universidad de Michigan. El gasto del consumidor ha bajado, pero necesitamos que la confianza siga lo más arriba posible para intentar minimizar el impacto negativo.
 
Por otro lado, las tecnológicas ganan cada vez algo más de peso en los movimientos del mercado por dos valores en concreto, Twitter y Apple. Por lo que respecta al primero, hoy hemos sabido que ha dimitido su vicepresidente de ingeniería pero el mercado sigue intentando buscar una especie de doble suelo a su gráfico técnico, por lo que cualquier mejora en su situación, puede animar a lo que se ha llamado “nueva tecnología”. Pasando al segundo, Apple es el representante de la “vieja tecnología”, junto con otros valores como IBM, Microsoft, etc. La semana que viene tiene su encuentro mundial de desarrolladores en donde hay cada vez más esperanzas de ver un montón de cosas nuevas y, viendo que ha acelerado su tendencia alcista, hoy Goldman ha aumentado su precio objetivo por encima de los $700. Sabiendo la buena ponderación que tiene en los índices, y que es el más pesado del SPDR tecnológico, no hay que perderla de vista.
 
aapl
twtr
Dentro del Dow Jones, Caterpillar puede tener movimiento al anunciar la marcha de su CIO este domingo, así que dicen que empiezan la búsqueda de otro nuevo.
 
En resultados hemos tenido:
 
- Big Lots da resultados de  beneficios de +0,06$, peor de lo esperado que eran +0,44% y bajando desde los +0,56$ del año pasado. Ha hecho mucho daño una carga de -0,44$ por sus operaciones en Canadá.

Las ventas suben +1,1% a 1.280 millones de dólares, mejor de lo esperado. En centros con más de 1 año las ventas suben +0,9%

Con respecto a las previsiones tenemos que para el Q2 espera beneficios de +0,24$ a +0,3$, más o menos en lo esperado.