Se espera una apertura en Wall Street alcista siguiendo la vuelta al alza de ayer cerrando lejos de máximos y esperando la lectura de las actas de la FED con una buena acogida de los resultados de Alcoa de fondo.


Sesión en Wall Street que va a estar marcada por la lectura de las actas de la Reserva Federal de su última reunión, buscando pistas en su interior acerca del devenir de los tipos de interés y, sobre todo, algún rastro de discrepancia que pueda servir para generar movimientos del mercado.

Recordemos que estamos en un momento en donde los dos generadores de movimientos están siendo que el BCE y la Reserva Federal, uno con el programa cuantitativo en la mente, aunque se intente negar su actuación en el corto plazo, y por lado americano una hoja de ruta para los tipos de interés que no acaba de estar clara por el miedo que genera a los operadores.

Evidentemente, también hay otros factores de fondo como por ejemplo la floja economía china o el incremento de las tensiones en Ucrania, pero hoy la Reserva Federal es la reina del baile.

Punto positivo que tenemos son los resultados de alcoba, que los que fuesen especialmente positivos, ya que han quedado peor de lo esperado, pero si quitamos los costes de reestructuración y algunos costes especiales, sí que ha habido beneficios. Otra cosa que gusta al mercado es lo testarudo que está la compañía con respecto a las perspectivas de incremento de la demanda de aluminio, impulsado por el sector aeroespacial:

Ayer tras el cierre la del aluminio dio el pistoletazo de salida a la temporada de resultados donde todos los ojos están puestos en ver si el mal invierno ha hecho mella y cómo de profunda en los beneficios y cómo será la variación de los resultados anuales.

De momento el mercado está lateral mientras corre paralelo a la reducción del QE.

En el caso particular de esta empresa, no sólo está afectada por la economía global y en particular de China, sino también por los precios de los metales, y esa lucha contra la fuerte bajada de los precios del aluminio que ha tenido lugar en los últimos tiempos. Precisamente, este último factor ha sido uno de los que más ha gustado porque sigue pensando que en 2014 la demanda de este metal subirá un 7% de la mano del sector aeroespacial que va buscando reducir el consumo por medio de un menor peso de los aparatos.

Los resultados presentados del primer trimestre muestran una pérdida de $-0.16, mucho peor de lo esperado que eran beneficios de +0.04$. La parte positiva, y otro punto que está mirando el mercado, es que ajustados han sido beneficios de +0.09$.

Con respecto a las ventas, también han descendido hasta los 5450 millones de dólares desde los 5830 del año pasado, peor de lo esperado que eran 5560.

Evidentemente, sigue con su plan de reestructuración, cerrando instalaciones de coste de mantenimiento alto y eso ha tenido un precio de 276 millones de dólares.

En el fuera de horas está subiendo cerca del +4%, por lo que hay que estar pendientes de los máximos de este año.

aa

Otro punto a vigilar es uno de los SPDR más influyentes del SP 500, el financiero, ya que se les está pidiendo más capital para evitar problemas en el futuro:

Los bancos vuelven a ser protagonistas en Wall Street, ya que tiene la mala noticia de que se les va a solicitar que aumenten sus reservas de capital en cerca de 70.000 millones de dólares para poder aumentar el cojín necesario para aguantar en tiempos de turbulencias.

Este aumento de capital a los ocho bancos más fuertes hace que deban mantener un capital para absorción de problemas superior al 5% del total de sus activos para poder evitar el control que tiene la Reserva Federal sobre los bonus de los empleados y el pago de dividendos. Además de forma mundial se está pidiendo un ratio de apalancamiento del 3% y Estados Unidos va a pedir el 6% en las filiales que estén aseguradas por el FDIC.

El requerimiento está acordado entre la Reserva Federal y el FDIC y es un poco más agresivo de lo que se pide internacionalmente y está dentro de un paquete de mejora de los estándares para las firmas bancarias más sistémicas dentro de Estados Unidos diseñado para reducir la probabilidad de problemas dentro de estas firmas y el efecto secundario que tendría sobre el sistema financiero si es que alguna de ellas cae.

Recordemos que el SPDR financiero no ha podido superar la zona de máximos de marzo y hemos tenido dos sesiones complicadas que nos han hecho bajar hasta el 38.2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de febrero. Ayer cerramos lejos de mínimos y por encima del nivel comentado, dejando una karakasa pero con volumen bajo, por lo que debemos seguir manteniendo cautela hasta la lectura de las actas de la Reserva Federal.

xlf


En el aspecto técnico, tenemos en el Dow Jones rebote en el lugar donde tuvimos muestra de interés comprador por última vez.

dj


En valores concretos tenemos:

P&G vende algunas marcas en su poder por 2.900 millones de dólares.

General Motors es multada con 7.000 dólares diarios por no dar información acerca de la llamada a revisión de 2,6 millones de vehículos por problemas en la llave de contacto.