Se espera una apertura a la baja en Wall Street por miedos a la economía de Asia, la pelea de producción de crudo, y un agosto que exagera movimientos por poco volumen.
Empezamos la semana con mal pie en los mercados. Europa se ha intentado sostener en positivo pero el dato de Empire State nos ha colocado seriamente en negativo y la onda expansiva se traslada a Wall Street.

Si nos centrásemos sólo en los datos macro, tendríamos que si fuesen malos, habría cierta alegría contenida porque son razones para que la FED contenga el aliento y no suba los tipos de interés, pero claro, a nadie gusta ver que la economía no tire el pelo. Si estos malos datos macro los metemos en una situación en donde China ha devaluado tres veces su moneda para poder potenciar las exportaciones, lo que tenemos es miedo a que se note ya en occidente los problemas de China.

El dato que ha despertado ese miedo es el Empire State de EEUU que ha quedado, fíjense, de estar en +3 y pico, esperarse mejorar a +5, y se desploma en agosto hasta -15, niveles que teníamos en la recesión.

El miedo se ha trasladado al instante al mercado, pues el futuro del Ibex crea un nuevo mínimo del mes, colocándose otra vez por debajo de la SMA200 sesiones, y otro tanto para el futuro del DAX.

Esto no ha acabado y la volatilidad tampoco, ya que a las 16h00 hora española tenemos el NAHB de confianza de las constructoras. Al ser un pilar básico de la recuperación, mucho cuidado si nos da la sorpresa con una bajada o con una subida, porque al estar muchos operadores de vacaciones, los movimientos pueden ser exagerados.

Lo cierto es que la situación de China es lo que preocupa a todo el mundo y ya explicamos los motivos por lo que estalló todo a finales de junio. Las materias primas siguen con problemas y el WTI cae -1,51% a 41,86$, así que el SPDR de energía sigue teniendo problemas, otro punto bajista para la apertura. Parte de la presión bajista en el crudo viene de China, pero la producción sigue siendo disparada, y más viendo que aumentan las explotaciones dentro de EEUU en el último mes, algo que se ve como un pulso a Arabia Saudita por mantener la cuota de mercado.

En el apartado técnico, como se puede ver en el gráfico adjunto, el Dow Jones de industriales la semana pasada perdió el canal bajista pero cerró por encima en el mismo día, así que de momento se mantiene el soporte en la zona. El viernes cerramos al alza buscando un rebote, pero nos la volveremos a jugar con los datos macro de hoy y su interpretación de cara a la subida de tipos.

Con respecto al de transportes. Rompimos al alza la directriz bajista y tuvimos el pullback acostumbrado para probarlo como soporte. Fue un rebote muy sufrido y tiene ganas de subir más, pero todo depende de los datos macro otra vez:

djdia


Como se puede ver en el gráfico a cierre del viernes. Seguimos por debajo de la SMA200 sesiones, pero mantenemos el soporte de los mínimos de julio. La directriz bajista es clara y el RSI tiene otra directriz bajista muy clara que nos está haciendo daño desde nada menos que finales de 2014. Llevamos más de 1 año en donde la indecisión del mercado es inconmensurable:

nyse