Se espera una apertura inicialmente con pocos cambios. Estos son los factores a considerar.


Al margen de la influencia que puedan tener los numerosos resultados empresariales que aún se están publicando el mercado sigue a piñon fijo con dos temas:

El primero es el miedo a los tipos de interés. Desde el dato de ISM de servicios de ayer, se vuelve a descontar como opción más probable de subida de tipos en septiembre. Esto no estaba descontado al completo. Y además se teme que si sale un dato de empleo muy fuerte mañana, incluso pudiera ser la subida de +0,25%, ya puestos a asustarse.

Desde luego el dato de empleo de mañana paraliza a muchos que no quieren muchas complicaciones hasta ver que pasa.

Lo realmente raro, es la tranquilidad con la que se toma todo esto, con el VIX que sigue en una zona muy baja.

El dato de paro semanal que se ha publicado hoy, sigue moviéndose en la mejor zona para las peticiones de paro desde los años 70, cuando se llevaban las melenas, los pantalones campana, y las furgos con florecitas dibujadas, ha llovido mucho desde entonces…y eso sigue metiendo presión a los tipos.

El segundo tema clave es lo que haga Apple, que sigue generando ríos de tinta. No es una cuestión baladí que se hayan evaporado 100.000 millones de dólares en pocos días. Es como si la bolsa griega entera, hubiera perdido todo su valor dos veces además…

Morgan Stanley se ha mojado diciendo que el valor volverá a subir, hay que recordar que ayer Bank of America fue el primero que se atrevió a rebajarle.

Si vemos un gráfico de Apple en semanas con la nube Ichimoku veremos algo interesante.



Como podemos ver desde hace muchos años, la nube ichimoku en gráfico semanal en este valor funciona de maravilla. Cada vez que se mete por debajo se da un batacazo de órdago, cada vez que se mete por encima tiene larguísimas tendencias alcistas.

Pues bien de momento la caída reciente le ha llevado dentro de la nube, a zona neutral, pero aún no la ha perdido. Parece vital que no la llegue a atravesar. Aún tendría incluso algo más de margen de bajada antes de llegar a su extremo.