Se espera una apertura ligeramente alcista en Wall Street en otra vuelta de tuerca a la temporada de resultados pero muy pendientes de lo que queda pasar con los bancos centrales ante la inestabilidad que nos invade.
 
Estamos metidos dentro de la temporada de resultados y hoy tenemos otra nueva batería de nombres importantes que vuelven a poner el acento en el sector bancario. Vean los que hemos conocido hasta el momento:
 
- Hasbro presenta resultados netos de su segundo trimestre con beneficios de 0,41 $, mejores de lo esperado que eran 0,39 $ y subiendo desde los del año pasado que fueron 0,33 $.
 
Las ventas suben a 878,9 millones de dólares desde los 790 y 7,7 millones del año pasado.
 
- Bank of America presenta resultados con beneficios del segundo trimestre de 0,36 $, superiores a lo esperado que eran 0,33 $ pero bajando desde los 0,46 $ del año pasado.
 
Las ventas bajan hasta los 20.400 millones de dólares desde los 21.960 del año pasado, prácticamente lo esperado por los analistas.
 
- Charles Schwab ha presentado resultados de su segundo trimestre con unos beneficios de 0,3 $, justo lo esperado y subiendo desde los 0,25 $ del año pasado.
 
Las ventas suben a 1830 millones de dólares desde los 1570 del año pasado, por encima de lo esperado, sin embargo las cuentas del broker minorista caen un 3%. En cuanto a ingresos por intereses netos se disparan un 30% hasta alcanzar los 798 millones de dólares.
 
Lo anterior lo hemos conocido antes de la apertura, pero se nota que estamos cambiando el paso porque tras el cierre de la sesión regular en Estados Unidos empezaremos a meternos dentro del sector tecnológico con protagonistas como IBM, Yahoo o Netflix.
 
Hablando del sector tecnológico, precisamente es el mayor protagonista que tenemos en Europa ya que los japoneses de SoftBank se han hecho nada más y nada menos que con el diseñador de chips ARM, que es el proveedor principal de Apple en este sector. Cuando uno conoce la operación y este fortísimo disparo al alza de casi el 40% del valor de las acciones en Reino Unido, lo primero que le viene a la cabeza es que todos los activos en Reino Unido, desde otras monedas, son mucho más baratos una vez conocido el resultado del referéndum que antes del mismo, porque la libra ha tenido un fortísimo desplome. Los japoneses han negado por activa y por pasiva que lo que paso en el referéndum haya tenido algo que ver, pero nadie su sano juicio se lo puede creer precisamente porque un evento como este, donde hace que se abarate muchísimo el activo que estás pensando en comprar, no puede dejar de endulzar todavía más el pastel.
 
Como es lógico, el ADR de ARM en Wall Street también se está disparando al alza.
 
Otro punto importante que debemos tener en consideración son los comentarios de Morgan Stanley acerca de una posible subida de tipos en Estados Unidos y es que ellos no ven que sea posible hasta 2018 porque han hecho una nueva valoración de los fundamentales de la situación en general y ven que el crecimiento mundial va ser algo más bajo porque el gran dinero está muy preocupado por la situación en la que queda Reino Unido con respecto a Europa. Además, dicen que los fundamentales del consumo no favorecen precisamente a la economía porque muchos están utilizando el dinero para reducir su deuda y ahorrar, en vez de sacar ese dinero a la calle. Recordemos que la Reserva Federal cuenta con los incrementos en los salarios como factor de inflación potencial, pero si se reduce deuda y si quiere recuperar el ahorro que se perdió durante la crisis, no podemos contarlo como dinero que vaya a meterse en circulación por medio del consumo. Aún así, ellos siguen pensando que el mejor sitio para meter dinero en el riesgo es Estados Unidos pensando precisamente en que la Reserva Federal no se va a poder mover mucho y eso es algo positivo para los inversores.
 
 
Siguiendo el hilo de la economía, hoy tenemos muy pocos datos macroeconómicos, pero uno especialmente relevante es el que conoceremos a las cuatro de la tarde, hora española, que es la confianza de los constructores. En épocas pasadas ya tuvimos una cierta discrepancia entre la confianza del consumidor y las ventas minoristas y el gasto del consumidor de forma real, así que es vital que ahora mismo tengamos congruencia entre el ánimo que tengan los constructores y los permisos de construcción, la construcción de viviendas y además las ventas de todo el sector, porque si empiezan a verse discrepancias, podría levantarse algún tipo de alarma.
 
En el aspecto técnico, un día más nos quedamos con el futuro del SP 500 y su volatilidad. Si se fijan, seguimos dando vueltas al soporte del último trimestre del año pasado, sin perderlo lo suficiente como para buscar los mínimos del año, pero manteniéndonos alrededor de esa cota lo suficiente como para que estemos pendientes de lo que haga el MACD, pues en ocasiones anteriores marcó muy bien todos los vaivenes de la volatilidad que coincidieron con movimientos en los activos de riesgo.
 
vixsp

 
Luis Javier Diez.