Se espera una apertura de Wall Street ligeramente negativa por la gran cantidad de resultados empresariales que hemos conocido y que hay que descontar, teniendo como punto negativo las malas cifras de crecimiento en clientes de Netflix que suponen un aviso para todo el sector tecnológico de los servicios a través de Internet.
 
Un día más dentro de la temporada de resultados del segundo trimestre de 2016 y tenemos bastante que descontar, dentro de los bancos, sector tecnológico y fuera de él. Veamos los que hemos conocido antes de la apertura y además los que aparecieron tras el cierre de ayer:
 
- Netflix presentó ayer tras el cierre resultados y son mucho más importantes de lo que puede parecer en un primer momento porque en realidad son un fuerte aviso a navegantes.
 
En cuanto a las cifras, los beneficios por acción fueron de 0,09 $, mucho mejores de lo esperado que eran 0,02 $ y las ventas alcanzaron los 1800 millones de dólares. Sin embargo, muchos dicen que la mejora los beneficios vienen porque hubo menos gastos, y aquí está el problema.
 
La compañía gastó menos pero es que el susto que se ha llevado el mercado es el pobre rendimiento en cuanto a usuarios.
 
La vida digital se está apoderando tanto de nosotros que cada día hay más intención de incorporarse a ella, por lo que es prácticamente imposible no ver a ninguna compañía que no tenga intenciones o deseos de aumentar los precios para de esta forma ganar más dinero. Netflix ya lo hizo y lo volvió a hacer, así que estas constantes subidas del precio de sus servicios estaban poniendo a prueba la paciencia de los usuarios y todo el mundo esperaba ver una prueba de la resistencia de los usuarios a estos incrementos de costes, y hemos tenido la prueba del límite de la paciencia.
 
Por poner otro ejemplo, algo similar se espera que pase el mundo de los coches eléctricos, ya que ahora mismo se está intentando hacer que todos los usuarios pasen a este sector diciendo que la energía eléctrica es más barata que la gasolina de forma que se ahorra mucho dinero en el desplazamiento por kilómetro, pero todo el mundo somos conscientes de que en el momento en que se masifique el coche eléctrico, los precios empezarán a subir como locos hasta que se equiparen a lo que hay ahora mismo, porque es un pastel demasiado grande como para que las empresas mantengan unos precios muy bajos.
 
Volviendo a Netflix, en el segundo trimestre tuvo un incremento de usuarios ligeramente por debajo de los 1,7 millones, cifras que son muy altas, pero son extraordinariamente bajas cuando la propia compañía pensaba que iban a crecer cerca de 2,5 millones. Si nos fijamos dentro de Estados Unidos, sólo han crecido en 160.000 personas, el número más bajo desde que la empresa está informando de estas cifras, y en el plano internacional tampoco es para tirar cohetes porque es la cifra más baja desde el segundo trimestre de 2014.
 
Lo peor de todo es que habido clientes que han cancelado su suscripción por el aumento de los precios, por lo que es sumamente importante entender que en el mundo digital y para las empresas nuevas no todo el monte es orégano, así que el consumidor está preparado y dispuesto para dejar de utilizar algunos servicios si el precio es considerado como no adecuado, así que todo el mundo debe aprender la lección que nos están mostrando estos resultados…. En donde incluimos a Telefónica.
 
- IBM presentó ayer tras el cierre unos resultados de 2,61 $, peores de lo esperado que eran 2,88 $ y bajando fuertemente desde los 3,5 $ del mismo período del año pasado. En cifras ajustadas los beneficios son de 2,95 $
 
Las ventas bajan hasta los 20.200 cuenta millones de dólares, lo que representa un descenso del 3% y bastante peores de lo esperado que eran 22.060.
 
La parte positiva es que mantiene su previsión de beneficios ajustados para 2016 de 13,5 $, que es lo que principalmente está mirando el inversor y le da un cierto toque alcista en el fuera de horas.
 
- Yahoo presentó ayer tras el cierre resultados de pérdidas de -0,46 $, muchísimo peores que las que tuvo el mismo período del año pasado que fueron -0,02 $ y peores de lo esperado que era pasar a ganancias. En cifras ajustadas tenemos unos beneficios de 0,09 $, también bajando fuertemente desde los 0,16 $ del año pasado.
 
Las ventas suben a 1300 millones de dólares desde los 1200 del año pasado, pero si las pasamos a cifras ajustadas bajan a 841 millones desde los 1040 del año anterior, más o menos en lo esperado.
 
- Johnson And Johnson presenta resultados del segundo trimestre en beneficios por acción de 1,43 dólares, peor de lo esperado que eran 1,68 dólares y bajando desde los 1,61 dólares del año pasado. Ajustados son beneficios de 1,74 dólares, superiores a los del año pasado.
 
Las ventas suben a 18.480 millones de dólares desde los 17.790 del año pasado, por encima de lo esperado.
 
Como consecuencia del anterior, sube la perspectiva de beneficios por acción para 2016 a una horquilla que va entre los 6,63 $ a 6,73 $, por encima de la horquilla anterior.
 
El mercado se lo está tomando bien es un punto positivo para el Dow Jones.
 
- UnitedHealth presenta resultados de beneficios por acción de 1,81 dólares, subiendo desde los 1,64 dólares del año pasado y ajustados que suben también a 1,96 dólares, mejores de lo esperado.
 
Las ventas suben un 28% hasta alcanzar los 46.490 millones de dólares, muy superiores a lo esperado.
 
Con estas cifras, ahora sube las perspectivas de beneficios ajustados por acción para todo el año a una horquilla que va desde los 7,8 $ a los 7,95 $, lo que supone un ligero incremento de la parte inferior de la horquilla.
 
- Goldman Sachs presenta resultados de 3,72 $, por encima de lo esperado que eran tres dólares. Además son muy superiores a los 1,98 dólares del año pasado.
 
Las ventas bajan a 7930 millones de dólares desde los 9070 del año pasado, por encima de lo esperado.
 
- Lockheed Martin presenta resultados de 3,32 $, superiores a los 2,93 $ esperados y subiendo también desde los 2,94 $ del año pasado.
 
Las ventas mejoran a 12.900 millones de dólares desde los 11.600 del año pasado, mejores de lo esperado.
 
Su perspectiva de ventas para todo el año ha sido mejorada en la parte baja de la horquilla hasta dejarla entre 50.000 millones de dólares y los 51.500. Como consecuencia, suben también la perspectiva de beneficios por acción para todo el año desde una horquilla de 11,5 $ a 11,8 $ y dejándola en 12,15 $ a 12,45 $.
 
- Philip Morris ha presentado unos beneficios netos de 1,15 dólares, peores de lo esperado que eran 1,2 dólares y bajando desde los 1,21 dólares del mismo período del año pasado.
 
Las ventas alcanzan los 19.040 millones de dólares, subiendo ligeramente desde los 18.760 del año pasado.
 
Como podemos imaginarnos, tras los resultados empresariales lo primero que aparece es una especie de ametralladora en forma de cambios de recomendación, subidas o bajadas de precios objetivo etcétera que van a mover bastante el mercado. El que peor lo está llevando de todos es Netflix pues está teniendo muchísimas bajadas de recomendación y de precio objetivo porque a nadie ha gustado nada ver que la reacción de los clientes a la subida de precio es simplemente abandonar el servicio, así que el sector tecnológico estará tocado por esa parte pero por otro lado puede estar apoyado por IBM.
 
Lo anterior es el principal movimiento del día pero no el único, ya que la semana que viene tenemos reunión de la Reserva Federal y los datos macroeconómicos son muy importantes para intentar adivinar por donde pueden ir los tiros. Antes de la apertura hemos conocido el dato de permisos de construcción y de construcción de viviendas, siendo los dos superiores a lo esperado. Es una muy buena noticia ver que la economía de Estados Unidos y el sector inmobiliario y de construcción se mantiene estable en buenas cifras, pero por otro lado sigue alentando la idea de que podemos ver alguna que otra subida de tipos de interés de aquí a finales de año.
 
Dado que el banco de Inglaterra no ha movido ficha por el momento, hay muchísima incertidumbre acerca de lo que pueda hacer el Banco Central europeo, la Reserva Federal y el Banco de Japón, así que se incertidumbre no es aliciente precisamente para movimientos grandes.
 
En el aspecto técnico, nos quedamos con el futuro del SP 500 y su volatilidad precisamente para vigilar lo que hace esta última porque está muy baja y en zona de soportes.
 
Como se puede ver, el MACD poco a poco está cerrando su lectura y el VIX se mantiene en la zona de los mínimos del último trimestre de 2015, así que cuidado si acaba cerrando la señal de bajada de volatilidad que ha ayudado a cazar la subida del SP 500 tras la envolvente alcista en los 2000 puntos.
 
vixsp
 
Luis Javier Diez.