Se espera una apertura ligeramente alcista en Wall Street tras buenos datos de pedidos de bienes duraderos junto con unos comentarios del Secretarios del Tesoro que vuelve a poner la miel en los labios del mercado al hablar de la rebaja fiscal.
 
Nos adentramos en la última sesión de la semana y seguimos teniendo los ojos completamente puestos en lo que pueda pasar con la votación de la nueva ley de sanidad de Donald Trump, pues el mercado sigue tomándola como un test de su capacidad para poder sacar adelante leyes muy importantes que pueden asegurar o poner en duda la viabilidad de los proyectos que más le interesan al mercado como la inversión en infraestructuras o una bajada de impuestos.

Ante las dudas que hemos tenido de todo esto, hoy ha salido a la palestra el secretario del tesoro de Estados Unidos para intentar dar algo de esperanza al mercado para que no se venga a abajo, pues recuerden que muchos piensan que las dudas sobre Donald Trump podría llevarse por delante todo lo ganado desde comienzos de noviembre.

Pues bien, el secretario del tesoro dice que esperan que la ley de rebaja fiscal esté preparada para justo cuando lleguen las vacaciones al Congreso y que no van a separar a las personas de las empresas. Considera que el tipo impositivo a las empresas debe ser competitivo y cree que los Hedge Fund deben pagar impuestos. El objetivo de Trump para la reforma fiscal es recortar los impuestos para la clase media, no para el 1% más rico. Dice que hay todavía más espacio para crecimiento económico que no está totalmente reflejado en los mercados.

Ha dicho más cosas, pero lo anterior lo que más nos interesa precisamente por lo que se está jugando en estos momentos con la aprobación o no de la nueva ley sanitaria.

Por lo demás, tenemos un cierto rebote de los precios del crudo de 0,5% que nos mantiene el entorno de los 48 $, algo que sería positivo para el sector de la energía.

Hemos conocido los pedidos de bienes duraderos en donde tenemos un repunte superior a lo esperado pero algo menos vigoroso cuando se le quitan los transportes, aunque la variaciones positivas en ambos.

15 minutos después de la apertura conoceremos los indicadores de directores de compra de su lectura preliminar del mes de marzo, así que podemos tener un poco de volatilidad en ese momento.

Siguen apareciendo comentarios favorables a mantener una subida de tipos gradual por parte de algunos miembros de la Reserva Federal, aunque ya vimos que había una voz que quería ver más inflación para poder dar el siguiente paso.

Kaplan dice que quiere una aproximación a subir los tipos de interés este año que sea gradual y paciente. Esta última palabra, paciente, sonará muchos como una especie de pausa en medio de las subidas, pero no ha tardado mucho tiempo en decir que su afirmación no tiene por qué incluir una pausa, por lo que parece que se busca un ritmo más o menos constante.

En vez de dar un número de subidas a lo largo del año, dice que le gustaría poder dar la vuelta a más cartas para poder juzgar si la economía muestra progreso en ese mandato dual que tienen sobre la inflación y el empleo y de esta manera poder seguir dando la vuelta a la política acomodaticia.

Algo a lo que hay que tener vigilado es que ese concepto de “darle la vuelta a la política acomodaticia”, cabría la posibilidad de tocar la cartera que tiene la Reserva Federal. Recuerden que es mucho dinero lo que hay metido en esa cartera y que si se saca al mercado secundario abría un impulso alcista sobre los tipos muy importante, que debe ser compensado con las medidas de la Casa Blanca, de lo contrario, vamos a tener un problema. La otra posibilidad es simplemente dejar que vaya alcanzando el vencimiento y de esa manera haya un desgaste gradual, pero claro, eso tardaría demasiado tiempo y dejaría sin un arma importante a la Reserva Federal en caso de encontrarnos ante otra crisis.

También Evans ha hecho declaraciones hoy, pero no habido ninguna referencia la política monetaria.

Vamos a tener movimientos en valores concretos porque la temporada de resultados empresariales llega a su parte final pero aun así hay valores importantes. Especialmente a vigilar es KB Homes por los resultados han gustado y puede animar al sector inmobiliario:

- Micron Tech presentó ayer unos resultados de su segundo trimestre fiscal con unos beneficios de 0,77 $, por debajo de los 0,85 esperados. Ajustados son beneficios de 0,9 $, por encima de lo esperado.

Las ventas son 4650 millones de dólares, muy ligeramente por encima de lo esperado.

El plan de reducción de costes ha tenido éxito y además la demanda de algunos chips en concreto ha permitido subir los precios.

- KB Homes presentó ayer unos beneficios de su primer trimestre fiscal de 2017 de 0,15 $ por acción, mejores de lo esperado que eran 0,13 $.

Las ventas totales fueron de 818,6 millones de dólares, por encima de los 802 esperados.

Los nuevos pedidos mejoran el 13,6% hasta las 2580  unidades. El valor neto de los nuevos pedidos es de 1085,4 millones de dólares, un incremento del 31,6%. La cartera total mejora el 11,5% con respecto al año anterior hasta las 4776 unidades.


- Finish Line ha presentado unos resultados de su último trimestre fiscal con unas pérdidas de -0,23 $, bajando desde unos beneficios de 0,09 $ y mucho peor de lo esperado que eran unos beneficios de 0,71 $. Ajustados los resultados son unos beneficios de 0,5 $, peor de lo esperado.

Las ventas bajan desde los 559,8 millones de dólares hasta los 557,5, por encima de lo esperado, pero con las ventas en centros con más de un año con un descenso de -4,5%, peor de lo esperado.

Al mercado le ha sentado muy mal está perdiendo más del 10% en preapertura.


Desde Europa nos llegan buenas vibraciones hasta cierto punto, ya que hemos tenido la lectura preliminar de los indicadores de directores de compra del mes de marzo y todos los importantes, Francia, Alemania y la zona euro, son superiores a lo esperado, por lo que avisan demás crecimiento en los próximos meses. Esto está teniendo un apoyo favorable para el euro, que está ayudando a debilitarse al dólar, algo que va a favor de Donald Trump.

Europa lleva toda la mañana de dudas, no perdiendo demasiado pero tampoco atacando de manera entusiasta los máximos de ayer, así que está esperando al comportamiento de Wall Street.

El aspecto técnico, fíjense la situación del Dow Jones de transportes y de industriales. Si se fijan, ayer acabamos lejos de los máximos de la sesión y el Dow Jones de industriales marca como resistencia una zona de soporte anterior. Con respecto al de transportes, la tensión sigue en el ambiente, se mantiene esa figura de vuelta de hace dos sesiones, pero no conseguimos sostenernos por encima de los 9000 puntos, por lo que el soporte sigue estando en duda.

dj


Por parte del Nasdaq compuesto, tampoco aumentamos demasiado el movimiento y mucho cuidado con confirmar la pérdida del soporte de los 5800 puntos, porque aumentaría la presión bajista al mantenerse la pérdida de la directriz alcista que viene desde los mínimos de noviembre en sobreventa, apoyado por la victoria de Donald Trump.

nasdaq


Más noticias de valores concretos:

- Twitter está considerando la creación de un servicio premium, de pago, lo que ayudaría muchísimo a sus cuentas, pero sabiendo que esta red social es famosa por el odio que circula por sus circuitos, habrá que ver qué ventajas tiene para un usuario normal y corriente.

- Apple tiene una subida de precio objetivo por parte de Nomura manteniendo la recomendación de compra, avisando que la nueva iteración del iPhone puede superar las expectativas.

Luis Javier Diez.