Los resultados empresariales siguen siendo uno de los factores de riesgo del mercado y hoy Amazon nos da el susto del día.
Ayer tras el cierre presentó cifras de pérdidas de $-0.27, peor de lo esperado que eran $-0.15 y peores que los del año pasado que fueron $-0.02.

Las ventas aumentaron hasta los 19.340 millones de dólares desde los 15.700 del año anterior, mejor de lo esperado quedan 19.300.

El margen de beneficio operativo cayó hasta 1 - 0.1% desde el +0.5% el año pasado y desde el +0.7% en el primer trimestre.

Un punto que suele gustar al mercado es que sigue invirtiendo en todo lo necesario para poder realizar entregas cada vez más rápidas, así que las centrales de reparto siguen proliferando por toda la geografía.

Ayer dejamos en los máximos del mes una karakasa invertida con el segundo volumen más alto del mes, por lo que es una muestra de interés vendedor justo antes de los resultados, así que nos toca estar atentos al desenlace.

amzn