Finalmente el S&P pudo superar los débiles (o menos fuertes a lo esperado) datos de empleo de abril en USA que conocimos el viernes pasado.
La subida de medio punto, por otro lado, no logró que la semana finalizara en positivo.
Pero el descenso de 0.2 % fue marginal, considerando los recortes por encima del 3 % en bolsas emergentes.
Ahora el S&P en futuros se mantiene plano.

Y las caídas se mantienen en las bolsas emergentes, en este momento con las asiáticas a la baja un 0.6 %.
El Nikkei con subida de algo más de medio punto. Pero la bolsa de China se anota un descenso del 2.4 %.

Los datos conocidos hoy en China siguen  mostrando la debilidad subyacente de la demanda, tanto la demanda doméstica como la internacional.
Y lo más inquietante: tanto de la demanda china como de la norteamericana.

El diferencial bono-bund 10 años en 145 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 1.61 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 1.78 %.

En Alemania hemos conocido los datos de pedidos intermedios industriales de marzo con un aumento inesperado del 1.9 % mensual. En cifra anual la subida es del 1.7 %, frente al 0.7 % previo.
Pero la demanda doméstica cae un 1.2 %, cuando la demanda internacional al alza un 4.3 %.
Demasiado volátil como para valorarla de forma positiva.

El EUR en niveles de 1.14 USD.

El precio del crudo se mantiene alto con Canadá de fondo, hasta 45.93 $ barril.

El precio del oro en niveles de 1281 $ onza.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España