Iraq, Ucrania, Israel....¿demasiadas preocupaciones?. Y realmente lo son.
No soy analista político, pero es evidente que la política, doméstica e internacional, se ha convertido en un factor fundamental que los inversores deben considerar. De hecho, extrapolar a futuro lo vivido hasta el momento (mercados indiferentes a los riesgos) no tiene sentido. Como tampoco lo tiene asumir que los bancos centrales tienen poder ilimitado.
Con todo, por el momento el impacto de todas estas dudas e incertidumbres es limitado.

Las bolsas asiáticas caen apenas un 0.1 % en promedio hoy.
Pero el Nikkei se deja un 1.08 %. La bolsa de China, por el contrario, con un descenso del 0.5 %.

En USA las caídas a futuro del S&P son también limitadas: apenas un 0.3 %.
Y eso cuando la semana pasada vimos recortes en promedio del 0.7 %. No fue demasiado, aunque el descenso suponía romper una tendencia de subidas desde abril con tres días consecutivos a la baja. Toma de beneficios vamos a considerarlo.

Lo que sí vemos es una huida hacia la calidad de los inversores internacionales: la rentabilidad del treasury cae hasta 2.59 %, el precio del oro al alza hasta 1281 $ onza, los del crudo suben hasta 113.13 $ barril.

Pocas novedades en el riesgo país europeo en apertura.
El diferencial bono-bund 10 años en 139 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 2.75 %.

El EUR en niveles de 1.3541 USD.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España