Ayer las bolsas USA alcanzaron nuevos máximos, con subidas cercanas al 1 % en el S&P y del 0.7 % para el Dow. Niveles de 1894 puntos el S&P, intentando romper las maldición de los meses vendedores de mayo.
¿Razones para la subida? Dinero...operaciones corporativas, dinero. Pero los volúmenes bajos, un 80 % de lo normal.
Con todo, en estos momentos se mantienen ligeras subidas adicionales en el mercado de futuros de 0.1 %.

Y con nuevos máximos en USA, las bolsas asiáticas también aprovechan para recuperar posiciones. Pero, en este caso no hay mucha alegría en el aspecto macro si estudiamos con detenimiento los datos de China. No, Ucrania tampoco ha influido ayer ni hoy.
Las bolsas asiáticas al alza en promedio en este momento un 0.6 %.
Pero el Nikkei repunta con fuerza un 1.83 %. La bolsa de China con un descenso del 0.4 %.

En China hemos conocido una desaceleración mayor de lo esperado en la inversión residencial, a ritmos en los primeros cuatro meses del año del 16.4 % (16.8 % en el Q1). Además, también hemos conocido como la producción industrial modera su avance en abril hasta un ritmo del 8.7 % desde el 8.8 % anterior y por encima del 9.7 % en diciembre. Pero, lo más importante ha sido el hecho de que las ventas al por menor moderan su crecimiento hasta niveles de 11.9 % anual frente al 12.2 % esperado.
La "nueva normalidad" de la economía china es bien visible.

Pocas novedades en el riesgo país europeo, pese al repunte de tipos ayer en USA.
El diferencial bono-bund 10 años al alza hasta 146 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 2.93 %.

La rentabilidad del treasury sube hasta niveles de 2.66 %.

El EUR se mantiene presionado, en niveles de 1.3759 USD.
Pocas novedades en el precio del crudo por encima de 108.44 $ barril. Y del oro en 1291 $ onza.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España