La volatilidad se acerca al mínimo del mes y eso es positivo para el riesgo. Perder esa zona sería más positivo todavía. El máximo anterior no se ha superado y fue el punto clave porque en ese momento apareció una muestra de interés comprador en todo el mercado, avisando de la mejora.