Se espera una apertura alcista en Europa tras la recuperación de Estados Unidos en el día de ayer y también un cierto despertar vigoroso del dólar que ha vuelto a poner acento en la economía de Estados Unidos, que sigue apoyando al riesgo tanto en Estados Unidos como en Europa.
 
El mercado sigue dando vueltas a lo que pueda significar la retirada para su votación de la ley de reforma sanitaria. Ahora todos los focos están puestos en la negociación de la reforma fiscal. Ya saben que hay una especie de división de las visiones sobre este movimiento, uno de ellos piensa que puede haber problemas para sacarla adelante porque ya se ha mostrado una profunda división en el partido republicano, sin embargo la otra visión piensa que son todos conscientes de la mala imagen que han dado y que harán todo lo posible para que salga adelante.
 
El día de ayer comenzó mal en Europa pero acabó menos malo de lo previsto, con un fuerte rebote y una gran recuperación de las pérdidas iniciales porque tuvimos unos datos de confianza empresarial en Alemania mejores de lo esperado, que era dar un ligero paso atrás.
 
En conjunto, se ha creado más desconfianza sobre las capacidades políticas de Donald Trump, pero la realidad es que los datos macro están apoyando a tanto Estados Unidos como a Europa, así que es el factor decisivo está evitando bajadas pronunciadas, por lo menos de momento.
 
En cuanto a soportes, podemos resumirlos todos en la media de 50 sesiones del futuro del Eurostoxx 50 con nocturno, que está aguantando bastantes ataques. Mientras no lo pierda, estamos algo tranquilos.
 
Hablando de soportes, el futuro del SP 500 ayer se colocó por debajo de la media de 50 sesiones, y tuvo un fuerte rebote. El Nasdaq compuesto también tuvo una recuperación bastante importante junto con el NYSE. Las velas son karakasa para el futuro del SP 500 y Marubozu para NYSE y Nasdaq compuesto, así que la zona de mínimos del día de ayer actúa de soporte de corto plazo y es vital no perderla.
 
Otro punto que preocupó muchísimo en el día de ayer fue el comportamiento del dólar, pero él parece que la situación se está calmando porque también en el día de ayer acabó cerrando lejos de las áreas de problemas, estando hoy otra vez por debajo de la media de 200 sesiones en el eurodólar, dejando ayer una karaksa invertida y misma situación contra el yen, pero dejando una karakasa muy cerca de la sobreventa. Dado que son figuras de intento de vuelta, la zona de máximos en el primer caso de mínimos en el segundo son los puntos vitales que no debemos ni superar ni perder, pues la debilidad en el dólar está asociado a más desconfianza en la Casa Blanca, lo que puede traer problemas en los activos de riesgo.
 
El presidente de la Reserva Federal de Dallas dijo ayer que él apoyaba más subidas de tipos de interés mientras la economía apoyase más incremento de creación de empleo y la inflación siguiese escalando posiciones hasta el 2%. Dice que sería inteligente mover de forma gradual y paciente los tipos de interés al alza, pero otro que tampoco se moja con los tiempos. Si la economía lo sigue haciendo bien, él apoyaría dar más pasos para quitar más apoyos acomodaticios que se han tenido que dar en los últimos tiempos.
 
En cuanto a datos macro en Europa tenemos:
 
11h00: pedidos y ventas industriales de Italia del mes de enero.
 
11h35: interesante ver el resultado de la subasta de Alemania a dos años.