Se espera una apertura alcista en Europa porque no sólo se mantienen los factores positivos de ayer sino que se potencian con más tranquilidad con Grecia y un nuevo tirón alcista del crudo que da más cuerda a los factores positivos que ayudan al sector bancario.
 
La sesión de ayer fue espectacular tanto en EEUU como en Europa.
 
Miramos los mercados por dentro y tenemos en Europa esto:
 
Bancos: +3,47%, Aseguradoras +3,79%, Servicios Financieros: +2,52%.
 
En EEUU dentro del SP 500:
 
Tecnológicas +1,88%, Servicios Financieros +1,51%, Bancos +1,51%.
 
Como podemos ver, tenemos puntos en común. Vamos a por las causas.
 
La primera de ellas, la podemos ver perfectamente en los futuros sobre fondos federales que descuentan una subida de tipos en la reunión de junio al 38% y en julio al 60%.
 
Con este aumento de las probabilidades de ver subidas de tipos tanto en junio como en julio lo que se consigue es animar muchísimo sector bancario de todas partes, ya que un aumento de tipos de interés ayuda a subir los márgenes al permitir el encarecimiento de todos los créditos. Esto, que en principio es negativo para la economía, vino compensado por un dato de venta de viviendas nuevas que subió cerca del 22%, por lo que tenemos por un lado que aumenta las probabilidades de subidas de tipos, pero también hay un espectacular dato del sector inmobiliario que ayuda a pensar que la economía está lo suficientemente fuerte como para poder aguantarlo.
 
Recordemos que esta subida de las probabilidades de tipos de interés vinieron detrás de unos comentarios desde la Reserva Federal en el sentido de que el mercado no estaba comprendiendo lo que la Reserva Federal quería decir y además que pensaban que la economía de Estados Unidos estaba suficientemente fuerte como para poder subir los tipos de interés en junio o julio. El hecho de que haya más probabilidades en julio que en junio es precisamente porque el mes que viene tenemos el referéndum sobre permanencia en la Unión Europea de Reino Unido, algo que desde el propio país es considerado como un evento que pueden llevarnos a la recesión en el corto plazo, pero que desde la Reserva Federal dicen que no va a influir a la hora de que ellos tomen decisiones, a pesar de que uno de ellos sí dijo que era un riesgo y que había que tenerlo en cuenta.
 
En Europa hemos tenido exactamente el mismo efecto salvo que el sector bancario se vio favorecido por una muy buena mejoría de la deuda de Grecia una vez tomadas nuevas medidas por parte del gobierno actual y aprobadas por el parlamento, haciendo que todo el mundo se relaje y que desde Europa y los socios europeos se comentara que esas medidas ayudan a que los socios europeos sigan apoyando al tan dañado país heleno. Es más, tras el Eurogrupo y gracias a las reformas tomadas hace bien poco por el gobierno del país, los 19 miembros de la euro zona acaban de firmar una nuevo acuerdo con Grecia en donde tendrá un nuevo préstamo de 10.300 millones de euros en varios tramos, siendo el primero de ellos superior a 7000 millones que llegaría en pocos días.
 
Para rematar la situación, aparecieron informaciones desde dentro del BCE diciendo que llevaban ya mucho tiempo buscando soluciones para la deuda en problemas que se lleva arrastrando desde el final de la crisis financiera. Recordemos que el sector italiano mejoró muchísimo y se alegró muchísimo cuando el gobierno organizó un fondo de participación privada para poder lidiar con estos temas y hacerse cargo de las ampliaciones de capital que no se cubriesen al 100%. Su tamaño era ridículo, pero cuando se ha visto que el Banco Central Europeo, según sus propias palabras, dentro de poco empezará a presentar propuestas concretas para poder dar soporte a toda esa ingente cantidad de deuda en problemas, tanto el sector financiero, como los servicios financieros y las aseguradoras, se han visto muy apoyados. Al final, se trata de aumentar la pelota de deuda que está en manos del Banco Central Europeo y ya veremos qué es lo que tiene que decir Alemania.
 
No debemos olvidar que al punto anterior hay que añadir que ya se está viendo que los bancos están pasando a los grandes depositantes los tipos en negativo, una manera de ejercer un contraataque contra los tipos negativos del Banco Central Europeo y que tanto daño sus márgenes. De momento han empezado por los grandes depositantes y ya veremos si son capaces de pasarlos a los ahorradores más modestos, lo que dañaría seriamente la economía real.
 
Tampoco debemos perder de vista que es en junio cuando el BCE empezará a comprar deuda corporativa y además ha aparecido un estudio de la Oxford Economics en donde se dice que el comienzo de esas compras podría tener como efecto secundario que las compañías empezasen a recomprar acciones en la zona euro. Recuerden que si en un mercado se retiran tomates, el precio del tomate sube, tal como hemos estado viendo en Wall Street. Al final lo que han determinado es que existe una relación directa entre un bajo coste de endeudamiento y las recompras de esas acciones, precisamente porque existen unos altos niveles de efectivo en las hojas de balance de las compañías y recuerden que los depósitos de efectivo a los grandes ahorradores, entre los que se pueden incluir algunas empresas, son negativos en los bancos, por lo que se puede sacar más rentabilidad dentro de una empresa si el exceso de liquidez se invierte en reducir su exposición a bolsa… y si hay menos tomates en mercado, ¿qué le pasa a los EPS? Pues que suben y sale el famoso “mejor de lo esperado”. Lo dicho, que aquí no se da puntada sin hilo…
 
Para explicar la fuerte mejoría del sector tecnológico, sólo hay que echar un vistazo a Apple pues ha dado continuidad al rebote en la zona de mínimos de 2015, apoyado por esa nueva posición que adquirido en la compañía Warren Buffet y que le ha salvado de un desplome muy importante:
 
aapl 
 
Hoy volveremos a tener la atención, no sólo a todos los factores anteriores porque su efecto puede ser de largo plazo, sino que también se añade el sector petrolero porque tenemos encima de la mesa jugada un con la reservas semanales de crudo pues ayer el Instituto API marco una rebaja de poco más de -5 millones cuando se esperaba una bajada de -3 millones, así que el precio del crudo de referencia en Estados Unidos sube más del 1,3% y está rondando ya los 50 $, por lo tanto, tenemos apoyo para las petroleras, también será una vuelta de tuerca las expectativas de subidas de tipos porque el aumento de precio del crudo sube la inflación y se aprieta todavía más la esperanza de mejora del sector bancario, asegurador, etcétera.
 
Con respecto a Asia, lo que tenemos es el cierre del giro planetario de la mejora que comenzó aquí en Europa, pues una subida del precio del crudo sube las posibilidades de tipos de interés son la fortaleza al dólar y ayuda a que el yen se reduzca, por lo que la economía de Japón vuelve a estar apoyada sin que necesite una nueva intervención por parte del Banco de Japón, dando extensión al rebote del par desde la zona de los 105 donde está la media de 200 semanas. Otra cosa es que los operadores estén haciendo caso porque han buscado apretar las tuercas al Banco de Japón, así que todavía estamos pendientes de que se pueda superar la media de 50 sesiones que nos paró el mes pasado y que todavía no hemos superado.
 
Dentro de las noticias corporativas, la más destacada es que la americana Monsanto ha rechazado la oferta de compra de Bayer por considerarla demasiado barata sabiendo el potencial de la compañía. Recordemos que hay muchas personas que consideran que esa operación no puede llevarse a cabo porque el gigante al que daría lugar violaría leyes de anti competencia, así que muchos cuentan con que el gobierno o los gobiernos se opongan a la misma.
 
En datos macroeconómicos tenemos:
 
Confianza del consumidor de junio de Alemania por GFK mejora un poco a 9,8 desde 9,7, mejor de lo esperado que era sin cambios.
 
09h00: PPI de España del mes de abril.
 
10h00: pedidos y ventas industriales de Italia del mes de marzo.
 
10h00: confianza empresarial IFO de Alemania del mes de mayo.