Se espera una apertura confusa en Europa, aunque no se descarta cualquier cosa, precisamente por el movimiento de vuelta que tuvo el dólar en el día de ayer, pero con peligro porque vuelven otra vez los datos macro a ser los protagonistas de la sesión, esta vez el sector servicios y la influencia del dato de creación de empleo de Estados Unidos del viernes.
 
La sesión ayer no fue buena ni en Europa ni en Estados Unidos, ya que hubo bastantes factores que acabaron debilitando mucho a los mercados. Simplemente hay que echar un vistazo a los mercados por dentro en los dos continentes para darse cuenta de que el sector bancario, las mineras y las petroleras fueron los protagonistas del día.
 
Los resultados empresariales en Europa del sector bancario no gustaron porque hubo bastantes, prácticamente todos, que tuvieron ingresos peores que los del mismo periodo del año anterior y los que tuvieron buenas cifras, hubo una buena participación de beneficios por venta de activos o recortes de costes, pero sí se nota que la incertidumbre de los mercados financieros internacionales en el primer trimestre hizo que los inversores no fueran tan activos, lo que acabó afectando a los ingresos del sector bancario.
 
Tomando como punto de partida el punto anterior, la incertidumbre los mercados, los datos macro de Estados Unidos y de China no nos dan ningún atisbo de esperanza, porque salen peores de lo esperado, lo que hizo que el dólar tuviese una mala primera parte de la sesión, pero precisamente, hoy empezamos en el área de influencia del dato de creación de empleo del mes de abril en Estados Unidos, así que el dólar recuperó prácticamente toda la debilidad que cosechó en la primera parte de la sesión, dejando muestras de interés vendedor en el eurodólar y en la libra dólar, apareciendo la misma señal pero de sentido contrario, compradora, en el dólar yen. Dado que estas figuras han aparecido en los máximos o mínimos del año, según sea el par, lo que tenemos más que un intento de dar la vuelta a la situación, es un frenazo a la espera de dicho dato, ya que hay muchísimo miedo a que la Reserva Federal vaya con el pie cambiado con respecto a la situación macroeconómica mundial, pues el Banco Central de Australia ayer bajo los tipos.
 
Los precios de los metales están sufriendo porque China sigue cortando la especulación con los materiales necesarios para la creación de acero y así salvaguardar los márgenes de su industria, lo que está pesando en todo el sector.
 
El crudo sigue acumulando posiciones largas, pero otros piensan que el mercado sigue sin ser consciente de que las cifras de oferta y demanda siguen sin ser compatibles con un aumento de los precios, aunque la realidad es que si hay alguna empresa que necesita el crudo para su actividad económica, probablemente esté intentando cubrir la posibilidad de una tendencia alcista de los precios del crudo, precisamente utilizando derivados para bloquear los bajos precios del mismo, lo que añade presión alcista. También recordemos que cuanto más altos del precio del crudo, más instalaciones volverán a ser rentables dentro de la tecnología del fracking, lo que a su vez es contraproducente para subir los precios del crudo, así que tenemos un equilibrio bastante difícil entre todos los factores, que lo más probable es que generen alta volatilidad.
 
Hoy en Estados Unidos tenemos el dato de ADP, que es el protagonista de la sesión.
 
Los datos importantes en Europa son:
 
Francia:
 
Balanza por cuenta corriente de Francia del mes de marzo reduce fuertemente el déficit, las exportaciones bajan con respecto a la lectura anterior, las importaciones también, y el déficit comercial también se reduce con respecto a la lectura anterior.
 
PMI de servicios.
 
España: desempleo y PMI de servicios.
 
Italia: PMI de servicios.
 
Alemania: PMI de servicios.
 
Eurozona: PMI de servicios.
 
Reino Unido: PMI de servicios.
 
Eurozona: ventas minoristas.